Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes al tema POLÍTICA, ECONOMÍA E SOCIEDADE.

Primeiro de maio..

 

Los problemas de los trabajadores no son nuevos, lo nuevo es que las defensas de ayer ya no sirven.

Este 1º de mayo llega en un momento de ofensiva neoliberal en todos los frentes y cuando las organizaciones que hasta ahora habían servido tradicionalmente de muro de contención de y de defensa de los trabajadores ya se han convertido en un ridículo e inútil espantajo.

En efecto, al holocausto laboral que se encamina implacable hasta los 6.000.000 de trabajadores en paro, se unen los salarios de miseria, el submileurismo que permite tener un trabajo pero no vivir de él, ni siquiera disfrutar del ocio, inmerso en la precariedad laboral, en la inseguridad y en el riesgo de perderlo a poco que se levante la voz o se proteste por las condiciones de trabajo o por lo bajo de la remuneración. Parece que estemos en camino de retroceder al siglo XIX y a las condiciones laborales de la primera revolución industrial cuando el capitalismo nos obsequiaba con la libertad de elegir un trabajo miserable o morirse de hambre.

A esto se une la incapacidad gubernamental (del partido único, PPSOE) para resolver el problema de la deuda con la presión de las instituciones financieras internacionales que garantiza que en breve plazo de producirá una nueva reforma del sistema de pensiones y un nuevo retraso en la edad de jubilación con la idea de aproximarla cada vez más a la edad de fallecimiento y de reducir el gasto drásticamente en esa materia.

Para colmo, la situación internacional no deja lugar a la esperanza: de un lado, dentro del partido único PPSOE no aparece ninguna voz discordante que reconozca en la globalización la fuente de todos los problemas y la imposibilidad de ganar “competitividad” reduciendo sueldos y prestaciones sociales, pues jamás estaremos en condiciones de alcanzar los sueldos de se dan en China o Vietnam. Esto genera una deslocalización creciente y un aumento de las importaciones, así como la transformación de España en un país “periférico”, no solo en la economía mundial, sino incluso en la europea. En estas condiciones es difícil que, ni hoy ni nunca, se puedan crear puestos de trabajo ni industria rentable suficiente como para absorber los futuros 6.000.000 de parados.

En estas condiciones, la salida normal sería la de dar por concluidos los permisos de residencia de 4.000.000 de inmigrantes que nadie sabe cómo sobreviven (caridad pública, trabajo negro, delincuencia) y que no tienen perspectiva de obtener un empleo en los próximos 10 años. Pero el sentido común y la lógica no parecen aplicables a la tarea de gobierno, ni son patrimonio del partido único PPSOE.

En estas circunstancias los trabajadores ya no tienen la defensa de los sindicatos como organizaciones de contención de la rapacidad del capital. Los sindicatos, no solamente han dejado de ser reivindicativos (tal como lo fueron hasta principios de los años 80), ni tampoco han logrado transformarse en sindicatos “de gestión” (como intentaron durante el felipismo, vía que el escándalo de la PSV se encargó de desintegrar). Los sindicatos, hoy, se han convertido en meros acompañamientos del gobierno y de la patronal, aceptando cualquier imposición a cambio de un plato de lentejas en forma de subsidios, de cursos inútiles de reciclado laboral o de ingresos por gestión de EREs.

A los sindicatos, hoy, se les puede formular la pregunta clave: ¿Quién os ha elegido como interlocutores sociales? ¿Quién os ha entregado un mandato para que habléis en nombre de todos los trabajadores?

En los años 70 los sindicatos eran reivindicativos y gozaban del apoyo de buena parte de los trabajadores, aun a pesar de que CCOO seguía con fidelidad perruna la línea trazada por Santiago Carrillo, desde el PCE, pero justo es decir, que cumplían con su tarea de defensa de los intereses de los trabajadores. Luego, en los años 80, cuando se modificó el marco jurídico de su actuación, los sindicatos dejaron de representar a la totalidad de los trabajadores y pasaron a representar muy específicamente a los trabajadores con contrato fijo y, especialmente a aquellos que tenían asegurado su puesto de trabajo, capataces, cuadros intermedios, grupos con cualificaciones especiales.

Por eso, cuando Felipe González realizó sus primeras ofensivas neoliberales para aprobar la ley de contratación juvenil e irrumpieron los contratos basura, los sindicatos callaron: este nuevo marco laboral nada les afectada a los dirigentes de unos sindicatos que ya cobraban jugosas subvenciones.

De ahí, a la fase siguiente de degradación del sindicalismo oficial no había más que un paso que los sindicatos dieron a mediados de los 90, cuando el PP ya estaba instalado en el poder: convertirse nominalmente en ONGs más preocupadas por el “papeles para todos”, por la regularización de inmigrantes y por su defensa, que por los intereses de los trabajadores. A cambio, las subvenciones crecieron y se realizó una entrega masiva de cursos de reciclado laboral, a pesar de que la inutilidad de la mayoría de ellos es notoria.

Cuando llegó el zapaterismo se limitó a aumentar esta tendencia y aprobar el que los sindicatos cobraran una sustancial comisión en la tramitación de los EREs, con lo cual, se convertían no en un organismo de defensa de los trabajadores, sino en una amenaza más para la estabilidad laboral de los mismos. Era la fase final de integración de los sindicatos dentro del dispositivo del capitalismo español (la llamada “patronal”) e internacional, para dejar indefensos a los trabajadores y retornar a las condiciones laborales del período dorado de la primera revolución industrial.

Al menos la esclavitud pura y simple tenía la contrapartida de la “estabilidad” en su condición: el esclavo tenía la seguridad de que recibiría alimento y techo para poder seguir rindiendo. Hoy, nuestro panorama laboral ni siquiera ofrece esa inseguridad y el futuro que tenemos ante la vista es el miedo a perder unos puestos de trabajo que no permiten a más de 7.000.000 de españoles que trabajan, ni emanciparse, ni formar una familia, ni disfrutar de ocio, sino que están acompañados del miedo y de la seguridad a perder el empleo, la convicción de que las prestaciones sociales y la percepción por jubilación serán recortadas próximamente y una falta absoluta de perspectivas personales y profesionales a la vista de la creciente desertización industrial del país y de que la demanda de empleo será durante décadas muy superior a la oferta de trabajo lo que hará que los salarios se mantengan en los mismos bajos niveles que los actuales.

Hoy todo esto ha llegado demasiado lejos y ante esto es necesario reaccionar. En primer lugar es preciso gritar muy alto:

No a la globalización. La globalización es inviable y fundamentalmente dañina para los países de Europa. La globalización no es más que un intento del capital de aumentar sus beneficios 1) trasladando las factorías fuera de Europa donde el precio de la mano de obra es más barato y 2) trasladando millones de inmigrantes a Europa para que el precio de la fuerza de trabajo descienda.

No a la ofensiva neoliberal. Ni las privatizaciones, ni la financiarización de la economía, ni los recortes sociales, ni la liquidación del sector público, ni el liberalismo salvaje garantizan que se vaya a salir de la crisis, sino todo lo contrario. Es preciso: 1) un sector publico fuerte en los sectores estratégicos de la economía, 2) es preciso un modelo económico, 3) es preciso una banca pública que financie hipotecas y a las PYMES, 4) son precisos los aranceles y las medidas proteccionistas, 5) es preciso que desaparezcan los paraísos fiscales, 6) es preciso liberal la presión fiscal sobre las rentas procedentes del trabajo y aumentarla sobre las rentas procedentes del capital, 7) es preciso retornar a una economía productiva y penalizar hasta desactivarla a la economía especulativa.

No al pago prioritario de la deuda. Lo más odioso de los últimos gobiernos ha sido la despreocupación con la que se disparó la deuda pública (a partir del zapaterismo con sus medidas absurdas e inútiles para afrontar la crisis: planes de ayuda a la banca, planes de reactivación de la construcción, plan VIVE, regularización masiva del 2005, etc.) y el interés que estos tienen en que sea el pueblo español quien pague sus errores. Pero las cosas no son así: 1) Lo esencial en este momento no es el pago de la deuda, sino la reactivación de la economía, 2) El pago de la deuda podrá hacerse sin presiones fiscales cuando la economía se reactive, 3) La emisión continua de deuda es lo que hace que los bancos orienten su volumen de negocio hacia la compra de deuda con un beneficio del 4-4,75%, con dinero del Banco Central Europeo al 1%, en lugar de abrir el crédito a particulares y empresas.

No a los sindicatos traidores. Para los trabajadores, las actuales siglas sindicales CCOO y UGT no tienen ya absolutamente nada que ver con sus intereses, forman parte del problema no son, en absoluto, su solución ni pueden aportar nada para ello. Ya no pueden ser considerados como portavoces de los trabajadores en negociación alguna y su cariz de pobres aprovechados en el festín neoliberal, como meros acompañantes, hay que denunciarlo constantemente y en especial este 1º de mayo que se aproxima.

Tales son las tareas que os proponemos y tales son los objetivos y planteamientos con los cuales será posible salir de esta sima. Cualquier actitud que suponga persistir en la globalización, en el neoliberalismo, en la economía financiera, en la desertización industrial, en la negativa a una repatriación masiva de inmigrantes, en anteponer el pago de la deuda y taponar los agujeros de la banca, todo esto será persistir en la actual situación y, sobre todo, tendrá como resultado el retorno a las condiciones laborales del siglo XIX y persistir en una crisis que dura ya cinco años.

Y esa es una perspectiva que nos negamos a aceptar. Por eso decimos: Los problemas de los trabajadores no son nuevos, lo nuevo es que las defensas de ayer ya no sirven.

 

E.M.


O Banco de España contra os aforradores

A recente norma do Banco de España que limita a rendabilidade das contas de aforro, e dicir a limitación dos intereses que paga o banco a xente que ten os aforros depositados no banco, e unha nova medida do goberno do PP cara a beneficiar os bancos.

Agora os pequenos aforradores, os que ainda non perderon os cartos coas "preferentes", un invento do PSOE regulamentado polo goberno do PSOE, que agora se esquece, deberan investir os aforros en productos de renta variable, via accions o fondos de inversión, e na maioria dos casos teran que "asesorarse" no banco, xa que eses productos necesitan dun minimo de coñecementos financieiros que moita xente non ten...

Os bancos sacan a sua comisión, teñen a excusa da norma do goberno para baixar os intereses ( o goberno nunca fixo normas para baixar o contrario...os intereses que lles cobran os bancos a particulares e empresas)...e ademais a esquerda galega quere aplicar impostos e tasas os depositos bancarios, para acabar definitvamente co aforro tradicional e obligar a xente a especular....e que a burbulla empece de novo....

IDEGA 




As consecuencias do neoliberalismo: Galicia perde de novo..

Folga de entregas de leite contra "o espolio inmoral que sofren os gandeiros galegos"

Os produtores lácteos de Galicia dan un paso máis e veñen de decidir por unanimidade que iniciarán "de inmediato" un calendario indefinido de mobilizacións que irá acompañado, ademais, dunha folga de entregas de leite a partir do vindeiro martes 27 de novembro, no que supón unha medida sen precedentes duns gandeiros afogados polos ridículos prezos que reciben polo produto. 

Así o confirmaron a través dun comunicado conxunto Unións Agrarias (UUAA), a Asociación Agraria de Novos Agricultores de Galicia (Asaja) e o Sindicato Labrego Galego (SLG). Nel, cualifican de "histórica" a xuntanza mantida este luns na capital galega e na que acordaron unhas medidas de presión acorde co que consideran  unha situación difícil de aturar nos vindeiros meses. Na actualidade, os gandeiros galegos reciben unha media de 28 céntimos por cada litro de leite, unha cantidade moito menor á que recibe o sector noutros territorios do Estado.

Organizacións, federacións, cooperativas e asociacións lácteas reaccionan ante unha situación "case terminal" do sector

Nesta reunión participaron "a práctica totalidade" das organizacións, federacións, cooperativas e asociacións nas que se agrupa o sector produtor de leite en Galicia para coincidir en "manifestar a súa profunda preocupación" pola situación "case terminal" pola que atravesan as explotacións en Galicia. Ante esta situación, decidiron que porán en marcha axiña accións de presión "contra as industrias, distribución e administracións" co obxectivo de que "poñan freo ao espolio inmoral e ilegal que cada día sofren os gandeiros galegos".

Serán accións de protesta "contra as industrias, distribución e administracións" para "poñer freo ao espolio inmoral e ilegal que sofren os gandeiros galegos"

Así, nesta mesa sectorial, acordouse crear un grupo de traballo no que estarán presentes "todas as organizacións" para o deseño das accións, a posta en marcha da loxística e a canalización da información aos produtores. Desde o conxunto das organizacións agrarias son conscientes de que as históricas accións poden "causar molestias" nos consumidores, polo que piden "comprensión e apoio" deles ante unhas protestas que poden provocar o desabastecemento de leite en varios puntos de Galicia. O seu obxectivo, lembran, é evitar que comarcas enteiras queden sen actividade comercial e acaban reducidas "á miseria económica e social".

Un informe de UUAA advirte de que hai en perigo dez mil postos de traballo no rural galego

A resposta contundente dos produtores lácteos chega logo de que un informe de UUAA advertise de que a grave crise pola que pasa o sector pon en perigo uns dez mil postos de traballo no rural, a maioría deles dependentes de centos de explotacións que semellan condenadas ao peche polos baixos prezos que reciben polo leite ou polas débedas acumuladas.

Segundo este mesmo documento, en Galicia hai unhas 3.000 explotación lácteas acollidas ao plan de modernización nos últimos anos e que están a piques de suspender pagos. Xa que logo, as granxas máis preparadas e adaptadas aos novos tempos poderían pechar nos vindeiros meses, un número de explotacións que equivale a case o 30% das existentes en Galicia.


Por qué los salarios son tan bajos en España

Artículo publicado por Vicenç Navarro en el diario PÚBLICO, 30 de agosto de 2012

Este artículo cuestiona los argumentos que se reproducen en la sabiduría convencional sobre las causas de que los salarios sean tan bajos en España. El artículo señala que el énfasis en  la productividad como causa de los bajos salarios, deliberadamente ignora otras variables no solo económicas sino también políticas que explican tal situación. El artículo también relaciona los bajos salarios con el elevado desempleo, atribuyendo este último, de nuevo, más a causas políticas que económicas.

Una de las características del mercado de trabajo español, acentuada durante la crisis actual, es el bajo nivel de los salarios de la gran mayoría de las personas que están trabajando. Y otra característica que complementa la anterior, es la gran dispersión salarial existente entre la población asalariada, es decir, la elevada distancia que hay entre los salarios de los mejor pagados y los peor pagados. Veamos los datos.

Según el Instituto Nacional de Estadística (en su sección “asalariados y percepciones salariales por tramos”), alrededor de 7,8 millones de personas recibieron menos de 1.000 euros al mes en el año 2010. Son los llamados mileuristas. Representan el 43% de todos los asalariados y reciben el 13% de todo el dinero que el país se gasta en salarios (lo que se llama masa salarial). En el otro polo, nos encontramos con los mejor pagados, que ingresan más de 4.000 euros al mes y que representan el 7% de todos los asalariados y reciben el 25% de la masa salarial. En otras palabras, este grupo minoritario recibe un cuarto de todos los salarios. Dentro de los asalariados hay pues unas enormes diferencias. El 43% recibe solo el 13% de todo el dinero que se gasta en salarios y el 7% percibe el 25% ¡Una gran diferencia!

¿A qué se debe tal polarización salarial?
La respuesta tradicional que da la sabiduría convencional que se reproduce en la mayoría de medios de información del país, incluidos los medios económicos, es que tales diferencias de salarios se deben a las diferencias en productividad. A mayor productividad mayor salario. En esta explicación, la productividad es la variable que determina el nivel salarial. Pero lo que se olvida en esta explicación es que la causalidad va también en sentido opuesto. Es decir, los salarios determinan también la productividad. Y no me estoy refiriendo solo al hecho bien documentado de que a mayor salario y mayor satisfacción del trabajador hay mayor productividad, sino a otro hecho (también bien documentado) que muestra que si al empresario se le imposibilita pagar salarios bajos, éste invertirá para aumentar la productividad del puesto de trabajo, a fin de que con un número menor de trabajadores se consiga la faena que harían muchos más trabajadores mal pagados. Cuando un empresario paga bajos salarios, consigue baja productividad. Y esto es lo que ocurre en España.
Un caso claro de este hecho lo encontramos en las labores agrícolas como la vendimia. Si el dueño de una viña tiene muchos candidatos para un puesto de trabajo es probable que pague muy poco al trabajador. Si en cambio, por ley, el empresario tuviera que pagar salarios altos, invertiría para que la productividad aumentara y así necesitar menos trabajadores. Pero esto no ocurre en España. El salario mínimo interprofesional español es de los más bajos de la Unión Europea. Una manera de comparar el salario mínimo entre países es ver lo que tal salario mínimo representa de la renta nacional definida por el PIB per cápita. Pues bien, según los datos de Eurostat, el salario mínimo español representa el 39% del PIB per cápita en España, uno de los más bajos de la UE, junto con Estonia, entre otros. En Francia es el 54,% en Bélgica el 52%, en Inglaterra el 49%, en Holanda un 48%, y así un largo etcétera. Si el salario mínimo español aumentara para homologarse al de los países con un nivel de desarrollo económico similar al nuestro, se forzaría al mundo empresarial a invertir para aumentar la productividad.

La productividad no es la única que determina el nivel salarial
El nivel salarial no depende sólo del nivel de productividad, lo cual se ve con toda claridad cuando comparamos salarios entre varios países en sectores de semejante productividad, tales como la industria manufacturera. El PIB per cápita de España es un 16% más bajo que el de Alemania (Este porcentaje es la diferencia entre el PIB per cápita de 2010 español y el alemán, en unidades de paridad de poder adquisitivo, en términos porcentuales respecto al alemán). En cambio, el coste por hora de la mano de obra en la manufactura es un 30% inferior en España que en Alemania. Tal diferencial no puede explicarse por el diferencial en productividad, semejante en el sector manufacturero. Una situación similar ocurre en la comparación con Francia, donde el PIB per cápita español es sólo un 7% inferior, mientras que el coste por hora de la mano de obra es un 27% menor. Tales diferencias no pueden atribuirse a diferencias en productividad (ver el trabajo de Enrique Negueruela “Un nuevo papel en Europa para los países del sur”).

Otros factores además de la productividad determinan el nivel salarial
La causa mayor del bajo nivel salarial para grandes sectores de la población es la debilidad del mundo del trabajo frente al mundo empresarial que se basa en dos hechos. Uno es el elevadísimo desempleo que España siempre ha tenido. El desempleo debilita al mundo del trabajo. Crea inseguridad y miedo. Y los trabajadores aceptan salarios bajos y condiciones de trabajo peores. De ahí que haya una política del empresariado español para facilitar el despido y aumentar el desempleo, debilitando así el mundo del trabajo. Las reformas laborales de los gobiernos recientes (y muy acentuadas en el actual) han tenido tal objetivo, como lo muestran el aumento del desempleo y la bajada de salarios producidas cada vez que se ha llevado a cabo una reforma laboral.
La otra causa de la debilidad del mundo del trabajo es la escasez de puestos de trabajo. El porcentaje de la población que trabaja ha sido históricamente bajo y ello se debe, en gran parte, no a aspectos culturales que constantemente se utilizan como justificación, sino a la escasísima oferta de puestos de trabajo. Hasta 2007 la tasa de actividad de España, que refleja el porcentaje de la población en edad de trabajar que está en el mercado de trabajo, ya sea empleada o desempleada, había estado por debajo de la de la UE 15 (en 1992 la tasa de actividad en España era del 58% frente al 67% de la UE 15 en promedio, es decir, casi diez puntos porcentuales por debajo). A partir de este año la población activa en proporción al total de la población en edad de trabajar es superior en España que en la UE 15 en promedio, llegando a situarse en 2011 en el 74% en España frente al 73% en la UE 15. Sin embargo, la tasa de empleo (que es la tasa de actividad menos el desempleo), que refleja las personas que tienen trabajo respecto al total de las que están en edad de trabajar, que desde 2005 se mantuvo en el promedio de los países de la UE 15, en España disminuyó. Así, en 2011, mientras que en España solo el 58% de los que estaban en edad de trabajar tenían un empleo, en la UE fueron el 66%. Es decir, aunque en España ha aumentado el porcentaje de gente que quiere trabajar, el porcentaje de los que consiguen un empleo ha disminuido, aumentando el diferencial con los países de la UE 15. Este es un problema grave de la economía española que raramente aparece en los medios.

El escaso desarrollo del estado del bienestar en España
Y una de las razones de esta escasez de puestos de trabajo es el escaso desarrollo de los servicios públicos del estado del bienestar. Sólo un adulto de cada diez trabaja en España en tales servicios (como sanidad, educación, escuelas de infancia, servicios domiciliarios o servicios sociales, entre otros). En Suecia es uno de cada cuatro. Si este porcentaje se aplicara a España, nuestro país tendría cinco millones más de trabajadores (eliminando, por cierto, el desempleo). Es más, la eliminación de tal desempleo, permitiría la mayor integración de la mujer en el mercado de trabajo. El trabajo crea la demanda para más puestos de trabajo. Y ahí está el mayor punto débil de la estrategia que se está siguiendo con los recortes de empleo público del gobierno actual. La destrucción de empleo empobrece al país. Se debería crear empleo para que se estableciera la necesidad de tener más empleo. Más empleo quiere decir más riqueza y más demanda, lo cual crea mayor necesidad de empleo. Ahora bien, que haya mucho empleo quiere decir que aumenta el poder del mundo del trabajo que no es lo que desea el mundo empresarial, quien ha estado ganando en su conflicto con el mundo del trabajo. Y los datos así lo muestran. España es uno de los países de la UE que tiene una mayor participación del excedente empresarial (que incluye beneficios empresariales) en la distribución de la renta. En 2007 fue el 41,9%, habiendo sido también el país de la UE 15 que tuvo mayor crecimiento de tal excedente empresarial en el periodo 2007-2009, hecho que contrasta con la mayoría de países de la UE donde dicho porcentaje bajó durante este periodo. Es lo que solía llamarse lucha de clases, que la gana, en bases diarias, la gran patronal a costa del mundo del trabajo. Es en los países nórdicos de Europa, donde el mundo del trabajo ha sido fuerte, donde el porcentaje de la población adulta trabajando en los servicios del estado del bienestar es más elevado, con mayores tasas de ocupación y con menor desempleo. Es en países como Grecia y España, donde el mundo del trabajo es débil, en los que tenemos un porcentaje menor de personas trabajando en su estado del bienestar, menos gente trabajando y mayor desempleo. La tasa de paro es un indicador político que define las relaciones de poder de clase en un país. La transición inmodélica de la dictadura a la democracia en España, perpetuó el enorme poder de las fuerzas conservadoras, lo cual explica que España haya tenido siempre en su periodo post transición un elevado desempleo y que ahora se esté acentuando con la crisis. La causa determinante del paro y de los bajos salarios es política más que económica o financiera. Así de claro.


Estratexias

Excelente artigo de Victor Freixanes, coincidimos totalmente..

Estratexias

E mpezaron cos funcionarios: devaluación, cando non degradación ou desprestixio da función pública. Aquel traballador ou traballadora que pon o seu tempo ao servizo da cidadanía, en calquera ámbito que sexa: na educación, na sanidade, na Administración, volve ser considerado caste privilexiada, elixido pola fortuna (ou polo enchufismo) para alimentar a Gran Máquina a costa dos cidadáns. Tal é a imaxe que se nos pretende dar. Teñen traballo fixo, gañado por oposición. ¡Inadmisible nestes tempos! Ninguén se mete cos banqueiros. Ninguén toma medidas concretas, quero dicir. Nin cos grandes ou medianos especuladores que nos arrastraron a esta agonía. Cos funcionarios, si.

O seguinte asalto están a ser as autonomías. Xa se ve que son as culpables de todo: por megalómanas, por insolidarias, por egoístas, por dilapidadoras? Tampouco ninguén pide responsabilidade aos xestores que viñeron dispoñendo de cartos públicos (a pólvora do rei, que dicían os clásicos) para todo tipo de fantasías, aplaudidos as máis das veces polos seus superiores orgánicos (os xefes do partido) a prol de conseguir clientela (votos) que lles permita continuar a bordo.

Ninguén pon enriba da mesa o discurso da Administración única, fóra das primeiras formulacións teóricas de Fraga, nin parece querer afrontar en serio a corrección das duplicidades que o Estado central non solta, nin se considera a necesidade dunha política de financiamento que equilibre realmente os servizos asumidos (algúns moi custosos: educación, saúde?) e articule unha máis axeitada captación de recursos. Seica iso non interesa. A ofensiva dende os sectores máis involucionistas, aguilloados por columnistas de opinión afíns, ben se ve: o problema é o modelo (o Estado das autonomías).

Son estratexias para ir creando opinión. Outra fronte que se albisca son os medios de comunicación de titularidade pública. Vella teima. ¿Para que queremos a TVG? Non é a primeira vez que o digo: a creación da CRTVG en 1984 foi, despois do Estatuto de Autonomía, a iniciativa política máis importante e integradora do proxecto social que Galicia representa, como identidade, como cultura, como comunidade de intereses compartidos: a nación dos galegos, mesmo aqueles que viven espallados polo mundo e seguen a canle internacional en Europa e en América. Podemos discutir a súa xestión, a súa programación, as súas prioridades e estratexias. Pero a existencia dun medio de comunicación público destas características paréceme fundamental para a propia viabilidade do país (se é que queremos seguir tendo país).

Da lingua mellor non falar. Malia a retórica oficial e os discursos paternalistas da clase dominante, o idioma galego está a sufrir un dos acosos máis serios dos últimos tempos: por activa, avivando discursos demagóxicos de pretendido darwinismo social, e por pasiva sobre todo, inhibíndose dunha actuación decidida. ¿Para que queremos este adorno? Son estratexias que, pinga a pinga, van creando opinión, ou estragándoa, para poder logo actuar en consecuencia, impunemente.


Islandia o exemplo fronte a crise.

Islandia, el país que dejó caer a la banca y enjuició a los políticos 

Hay un país en la periferia de Europa que parece haber encontrado la salida a la crisis lejos de los paquetes de rescate a la banca y de la doctrina del "demasiado grande para caer". Un país en que la crisis financiera golpeó de lo más duro y los políticos rinden cuentas ante la justicia: Islandia.

La situación de Islandia contrasta con el caso de los países de la eurozona (Agencia: EFE)

La situación de Islandia contrasta con el caso de los países de la eurozona (Agencia: EFE)

La deuda de los bancos islandeses era de hasta ocho veces el tamaño de la economía islandesa.

"Se hace virar más rápido un bote pequeño que un barco grande". Steingrimur Sigfusson, ministro de Finanzas de Islandia.

El relativo éxito de Islandia para encarar la salida de la crisis la explica el ministro de Finanzas, Steingrimur Sigfusson, por el tamaño de su economía

Pese a todos los procesos abiertos, las primeras condenas no se impusieron a políticos ni banqueros. Cuatro ciudadanos fueron sentenciados el año pasado por haber entrado ilegalmente en el parlamento durante las protestas de finales de 2008.

Islandia es una isla-estado en el Atlántico Norte que durante años fue un paraíso de las libertades financieras y campo abonado de la especulación. En 2008, resultó uno de los más golpeados con el estallido de la crisis financiera internacional.

Y en contraste con prácticamente el resto del mundo, Islandia lejos de optar por los paquetes de rescate y la austeridad, buscó una salida de la crisis en dejar caer a la banca y llevar a políticos y banqueros a la justicia.

Desde este lunes se sienta en el banquillo de los acusados el exprimer ministro Geir Haarde, conservador, de 61 años y jefe de gobierno entre 2006 y 2009. Los cargos: negligencia en la crisis financiera. Haarde, que considera el juicio una farsa y una persecución política, carga ya con la etiqueta de ser primer líder mundial que enfrenta un proceso penal por su presunta responsabilidad en la crisis.

Liberalización financiera

La explicación del abrupto hundimiento de la economía islandesa hay que buscarla en 2001, cuando se introdujeron fuertes reformas de desregulación del sector bancario en las que se incluyeron medidas como la autorización para permitir su endeudamiento en la adquisición de empresas extranjeras.

La crisis estalló cuando los bancos resultaron incapaces de refinanciar su deuda. Debían hasta US0.000 por cada uno de los 300.000 habitantes de la isla. El gobierno acudió al FMI para pedir US.000 millones. El Producto Interno Bruto cayó un 7%, la inflación se disparó hasta el 12%, cifra similar a la subida de los tipos de interés. La moneda local -la corona- se desplomó

Los ciudadanos comenzaron a pagar los platos rotos: desempleo y ejecuciones hipotecarias. Las protestas no se hicieron esperar y terminaron con el gobierno de Haarde. El nuevo Ejecutivo optó por dejar caer a los bancos, nacionalizándolos para salvaguardar los ahorros de los ciudadanos y congelar el pago del 100% de la deuda con inversionistas extranjeros.

Muchos de sus clientes estaban en Holanda y Reino Unido. Esos gobiernos optaron por hacerse cargo de los ahorros perdidos por sus ciudadanos y reclaman a Reykiavik hasta US.000 millones. Las idas y venidas diplomáticas no han terminado.

Cuestión de tamaño

El relativo éxito de Islandia para encarar la salida de la crisis la explica el ministro de Finanzas, Steingrimur Sigfusson, por el tamaño de su economía. "Se hace virar más rápido un bote pequeño que un barco grande", le dijo a la BBC. Y la agencia de calificación de riesgos Fitch elevó recientemente la nota de Islandia un escalón hasta BB+, "grado de inversión". Dejó así de ser "bono basura".

Fitch justificó su decisión como "un reflejo del progreso hecho para restaurar la estabilidad macroeconómica, impulsando reformas estructurales y reconstruyendo la solvencia de su deuda soberana". Islandia creció en 2011 al 3%. La caída del valor de la corona hizo sus exportaciones más competitivas. Además, en 2009, el nuevo gobierno siguió emitiendo deuda y gastando durante un año hasta que comenzaron a implementar recortes.

Esto contrasta con el caso de los países de la eurozona con problemas en sus cuentas públicas, que por estar en el euro no pueden devaluar su moneda y se han visto abocados a fuertes recortes y medidas de austeridad al solicitar ayuda al FMI y la Unión Europea. Recientemente, la agencia de calificación de riesgos Fitch rebajó además la nota de cinco países europeos, entre ellos Italia y España. Standards & Poor hizo lo propio con nueve, incluida Francia.

El juicio

El exjefe de gobierno es visto por muchos como el símbolo de la burbuja económica islandesa que disparó el desempleo, los desahucios y la inflación con el colapso de los tres principales bancos comerciales.

La deuda de las entidades era varias veces el tamaño de la economía del país. Haarde se enfrenta a la acusación de negligencia ante el Landsdómur, corte especial para procesos que afectan a miembros del gobierno y que en 106 años de historia no había actuado nunca.

El juicio fue impulsado por el Althingi (parlamento), que votó en 2010 por 33 votos contra 30 dio luz verde a que el anterior jefe de gobierno fuera llevado a los tribunales. "Rechazo todas las acusaciones y creo que no tienen base", dijo Haarde ante el tribunal.

El trabajo de la Fiscalía es demostrar que sus decisiones provocaron efectivamente que se derrumbara la economía del país, mientras la defensa se basa en la imposibilidad de intervenir en la actividad de los bancos y en que la crisis islandesa estuvo relacionada con la internacional y que no había forma de haber previsto o haberla prevenido.

Pero en las últimas semanas parece haber decaído el fuerte apoyo popular con que contaba el juicio a finales de 2010, cuando dos de cada tres islandeses lo apoyaban. Los últimos sondeos apuntan a un empate entre partidarios y retractores.

El proceso también ha sido criticado por el hecho de que Haarde es el único político procesado. Algunos señalan también a los socialdemócratas, actualmente en el poder y en 2008 parte de la coalición de gobierno, y al primer ministro entre 1991 y 2004, David Oddsson, impulsor de la drástica liberalización del sector financiero que muchos apuntan como causa de la crisis.

Pese a todos los procesos abiertos, las primeras condenas no se impusieron a políticos ni banqueros. Cuatro ciudadanos fueron sentenciados el año pasado por haber entrado ilegalmente en el parlamento durante las protestas de finales de 2008.

Fonte Terra.


Mueve tu dinero

 

Michael Shepard a la misma hora en que el Barclays anunciaba unos beneficios de 5.900 millones de libras (unos 7.000 millones de euros) cancelaba su cuenta corriente de poco más de mil libras en señal de protesta.

No quiero ser parte de esta cultura, quiero que me devuelvan hasta el último penique”, alegaba el profesor de 35 años. “No me gusta en que mi banco invierta mi dinero en armamentos o en asuntos sucios. Pero ahora me han dado la excusa definitiva: no quiero que mis ahorros vayan a engordar los “bonus” millonarios que se reparten los banqueros”.

Tras él, unos cuarenta clientes del Barclays acudieron a la sucursal del Southhampton Row con la misma pretensión: cancelar sus cuentas. “La verdad es que llevaba tiempo queriendo dejar el Barclays, voy a experimentar una tremenda sensación de alivio”, expresaba Leomi Potter, de 25 años y también profesora.

En la cola -aunque sin intereses en el banco- se encontraba Jessica Sinclair Taylor, quien desplegó la pancarta de “ Move Your Money”, la campaña que incita a mover tu dinero de los grandes bancos y desviar tus ahorros a la banca ética, a las mutuas o a las cajas de ahorro. La iniciativa acaba de emprenderse en Gran Bretaña, aunque lleva ya más de dos años circulando en Estados Unidos, donde se calcula que más de 10 millones de clientes han cancelado sus cuentas en los grandes bancos.

¿Qué puede hacer el ciudadano medio para cambiar el sistema financiero? La gente puede mover su dinero. Sacar el dinero de un banco es algo más que una acción simbólica, sostiene Jessica Sinclair Taylor. “Nuestra idea es usar el poder colectivo que tenemos como ciudadanos para generar un cambio en el sistema. De alguna manera estamos votando con nuestro dinero para que el sector bancario, que fue el que nos arrastró a la crisis y luego recibió miles de millones de dinero público, cambie de una vez por todas”.

Michael Shepard, el profesor mileurista, ayudaba entre tanto a completar el cartel informativo a la entrada del banco, con especial hincapié en el reparto de las jugosas primas entre los directivos y empleados: 1.500 millones de libras.

El director ejecutivo del Barclays Bob Diamond, obtiene una prima que podría superar los 3 millones de libras, de modo que sus ingresos anuales estarán por encima de los 11 millones de libras (12 millones de euros). A eso le llaman paga antiausteridad.

Los grandes bancos siguen actuando como si nada, mientras somos los ciudadanos quienes pagamos el precio de la crisis”, se lamenta Porta Roelofs, estudiante universitaria, que la semana pasada retiró sus ahorros del Banco de Santander. “Lo cierto es que el banco me estaba exprimiendo, mientras que cada vez me cuesta más costearme los estudios. He metido mi dinero en el Cooperative Bank, porque me tratan mejor y al menos sé que tienen un compromiso ético”.

Como tantos otros, y pese a no ser clienta del Barclays, Porta entregó en la ventanilla la petición de Move Your Money, expresando su preocupación” y su frustración” por el funcionamiento del sistema bancario y anunciando que animará a sus familiares y amigos para que muevan su dinero a otro banco.

El cortejo monetario convocó no sólo la atención mediática a la puerta del Barclays, también la de decenas de londinenses. “Yo tengo una cuenta en ese banco, ¿es que se van a quedar con mi dinero?”, preguntó con un inquietud un paseante. “Tranquilo, te lo están quitando poco a poco”, respondió otro, “y se lo están repartiendo como beneficios”.


Islandia ,cando non facer caso do FMI e do liberalismo economico provoca riqueza e crecimento...

Islandia, el país que nacionalizó la banca privada, triplicará el crecimiento de la UE en 2012

La persistente movilización ciudadana consiguió una reforma profunda de la Constitución y encarcelar a numerosos políticos y banqueros.

Internacional | César Pérez Navarro - Tercera Información | 30-12-2011 |

Islandia terminará 2011 con un crecimiento económico del 2,1% y según las previsiones de la Comisión Europea triplicará la cifra media de crecimiento previsto para la UE en 2012 (1,5%). Para 2013 se prevee que el crecimiento alcance el 2,7% gracias a la generación de empleo fundamentalmente.

Islandia fue el único país europeo que rechazó tras referéndum ciudadano rescatar a la banca privada, dejando caer a algunos de ellos y juzgando a numerosos directores de bancos por sus delitos financieros. Mientras, en otros países como España, el ministro de economía fue el responsable máximo de Lehman Brothers, banco que maquilló balances e infló sus resultados para seguir aparentando solvencia en los mercados gracias a la desregulación del sistema financiero, y que terminó por colapsar.

Glitnir, Landsbankinn y Kaupthing fueron bancos nacionalizados en 2008 para evitar su quiebra, quedando bajo control democrático, en lugar de recibir inyecciones incondicionales de capital público, como ocurrió en España u otros países europeos. El pasado mes de Junio, uno de ellos -Landsbankinn- anunció su intención de devolver intereses y ayudas a los hipotecados con el fin compensar a los ciudadanos por pagar su rescate.

La revuelta pacífica comenzó en 2008 sin ocupar las páginas de los principales medios europeos, quienes la mencionaban en lugares marginales al observar ese país como un peligroso ejemplo a seguir. A finales de 2008, el conjunto de las deudas bancarias de Islandia equivalía 9 veces su PIB. La moneda se desplomó y la bolsa suspendió su actividad tras un hundimiento del 76%. El país entró en bancarrota y percibió entonces un préstamo por importe de 2100 millones de dólares por parte del FMI y de 2500 millones de dólares por parte de países nórdicos y Rusia. El FMI, como es habitual, exigió a cambio medidas de "ajuste", es decir, recortes sociales que provocaron la ira de la población, la caída del gobierno, y la convocatoria de elecciones anticipadas a principios de 2009 en las que la izquierda logró mayoría absoluta, hundiéndose el conservador Partido de la Independencia, tradicionalmente la fuerza dominante en el país, hasta el 23,7% de los votos. El Movimiento de Izquierda-Verde consiguió el 21,7%, Alianza Socialdemócrata el 29,8%, Partido Progresista 14,8% y Movimiento Ciudadano el 7,2%.

Johanna Siguroardottir fue elegida para encabezar el gobierno de socialdemócratas, izquierda y verde. En 2010, se estableció una asamblea constituyente de 25 miembros, "ciudadanos de a pie", para reformar la Constitución del país. Ese mismo año, el gobierno sometió a referéndum el pago de la deuda contraída por los bancos privados islandeses en quiebra con ahorradores del Reino Unido y Países Bajos, pero el 90% de los ciudadanos se negó a asumirla. Sus ciudadanos votaron NO a raíz de la quiebra del banco Icesave, y los gobiernos de estos países cubrieron los depósitos con capital público. El FMI congeló entonces el préstamo a la espera de que Islandia pagase sus deudas ilegítimas.

En septiembre de 2010 el exprimer ministro Geir Haarde fue llevado a juicio por negligencia en su gestión ante la crisis. La Interpol también dicta una orden internacional de arresto contra el ex-Presidente Sigurdur Einarsson. En Abril de 2011 sus ciudadanos volvieron a decir NO en referéndum preguntados de nuevo sobre el pago de la deuda.

Con todo esto, este mes de diciembre el banco Landsbanki ha decidido devolver parte de la deuda. El montante total de lo satisfecho por Landsbanki equivale, según Icenews, a 350 mil millones de coronas, es decir, alrededor de un 33% del total adeudado. Aún así, "Icesave representa solo el 4% del total de las obligaciones contraídas por las entidades financieras del país, es decir unos 4.000 millones de euros. El 96% restante no podía ser devuelto a los acreedores porque era completamente imposible hacerlo ya que los intereses de la deuda hubiesen superado cada año los ingresos del país. En palabras del economista Jón Danielsson: (Los bancos) acumularon una deuda equivalente a varias veces el PIB anual. No hay manera posible de que los ciudadanos pudiesen pagarla".

Hace unos días la Fiscalía islandesa ha acusado formalmente a dos altos cargos de la banca de haber cometido fraude mediante la concesión de préstamos no autorizados durante operaciones que llevaron a su sistema financiero al colapso en 2008: el ex consejero delegado del quebrado Glitnir, Larus Welding, y al jefe de finanzas corporativas, Gudmundur Hjaltason, quienes presuntamente abusaron de sus posiciones al prestar unos 102 millones de euros sin autorización de la entidad, sin garantías por parte de los beneficiarios y sin consultar al departamento de control de riesgos.

Las agencias de calificación Moody’s, Standard & Poor’s y Fitch siguen castigando hoy la deuda sin mucho éxito y aún tratan de ignorar la recuperación económica en ese país. Es más, en 2008, pocos meses antes de que quebrase su banca, el país aún gozaba de triple A otorgada por estas mismas agencias.


Privatizacions socialistas dos aeroportos galegos: un novo perxuicio para Galicia

Representantes de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) se han reunido con directivos de las Cámaras de Comercio de La Coruña, Santiago y Vigo para trasladarles datos "profesionales y rigurosos" --de Aena y Eurostar-- que, según aseguran, demuestran que la liberalización de torres provocará "mayores demoras", un "probable colapso" del sistema aeroportuario en 2012 y un incremento de hasta 30 euros por billete.

Así lo ha destacado este viernes el portavoz nacional de USCA, Javier Zanón, en declaraciones a los medios de comunicación tras el encuentro, que estuvo precedido por una entrevista, el jueves, con miembros del Partido Popular de Galicia (PPdeG) y del Bloque Nacionalista Galego (BNG) y de contactos con agentes del sector turístico de Canarias, Baleares y Valencia.

"Lo que hacemos es informar de cuáles pueden ser las consecuencias para que, por lo menos, los agentes interesados se sienten a reflexionar y puedan exigir al Ministerio de Fomento y a Aena que den explicaciones de por qué --la liberalización-- se está haciendo con tanta prisa y tanta premura", ha aseverado Zanón preguntado por la posibilidad de dar marcha atrás al proceso.

El pasado 28 de septiembre, el Consejo de Administración de Aena Aeropuertos adjudicó a Ferronats --empresa creada por Ferrovial en alianza con la participada británica NATS-- el servicio de control de las torres de A Coruña y Vigo, en dos lotes que incluían a otros ocho aeropuertos.

El lote 3 se adjudicó a Saerco, la primera empresa privada en obtener la certificación de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, AESA, como proveedor de servicios de tránsito aéreo, que prestará el servicio en Lanzarote, Fuerteventura y La Palma.

AUMENTO DE LAS TASAS.

Zanón ha advertido que una de esas "probables" consecuencias será el incremento de "otras 28 tasas", al margen de una de ellas, de navegación, sobre la que "habla" el presidente de Aena porque se reducirá, ha dicho, "casi un 15 por ciento". Pero el representante del sindicato estima que esta disminución supondrá tan solo el abaratamiento de unos 58 céntimos por billete.

"Se está olvidando de que hay otras 28 tasas más que son las que han cambiado en un Real Decreto y a partir de ahora pasan a ser de Derecho Privado", ha incidido. Al respecto, calcula un incremento del 400 por ciento de dichas tasas, lo que, avisa, "puede significar entre 15 y 30 euros por billete".

El segundo efecto que, para USCA, tendrá la liberalización de las torres de control es "que probablemente el sistema de navegación aérea pueda colapsar para el año que viene si se lleva a cabo de esta manera tan rápida".

Esto se debe a que los controladores de torre "que han salido de la nueva hornada, si no se contratan inmediatamente para sacar a controladores que están ahora en las torres y poder llevarlos al centro de control --que es donde se generan las demoras-- pues probablemente el año que viene estemos hablando de mayores demoras", ha señalado.

"Ni estamos en contra de la privatización ni estamos en contra de la liberalización. Como sindicato en absoluto nos afecta, porque, por ley, la empresa que licita, y que sería el nuevo proveedor, está obligada a subrogarnos", ha explicado el representante de los controladores, que considera que "en principio no se modificarían" sus condiciones.

CRISIS DE DICIEMBRE DE 2010.

Cuestionado sobre la evolución del juicio a controladores por la crisis de diciembre de 2010, Javier Zanón ha informado de que el proceso "sigue estando en sede judicial" pero ha celebrado que "afortunadamente hay una situación que es nueva".

"Al estar imputados, podemos defendernos y presentar ingente documentación que va a demostrar que nosotros no tenemos nada que ver en ese asunto, y que hubo un cierre patronal como la copa de un pino que efectuaron Fomento y Aena", ha sentenciado.

Así, se ha mostrado convencido de que los trabajadores serán exculpados. "Naturalmente, así es", ha respondido interrogado por sus expectativas sobre que la sentencia sea favorable.

El pasado 15 de septiembre, el juez del Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago decidió suspender 'sine die' la declaración de los controladores aéreos de Lavacolla implicados en el caos aéreo del pasado mes de diciembre ante la aportación de nueva documentación por parte de la defensa, que debe ser revisada.

CÁMARA DE COMERCIO DE SANTIAGO.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio de Santiago, Jesús Asorey, ha señalado que, en base a la documentación aportada por USCA, avista el "riesgo" de que "aumentarán las demoras" y se producirán "costes desorbitados" en caso de que la liberalización de las torres vaya adelante.

Este aumento del coste "llevaría a la quiebra de las propias compañías", ha resaltado, por lo que concluye que "el problema es mucho más grave de lo que parece".

Aunque la torre de Lavacolla no ha sido incluida en el primer paquete, "el futuro tampoco está muy claro", ha opinado Asorey, por lo que ha apelado a la espera para "saber qué va a hacer" el nuevo Gobierno.

En este mismo ámbito, ha mostrado su rechazo a vender Aena "por cuatro duros" y ha valorado que el PSOE paralizase el proceso de privatización del organismo.

Al respecto, ha lanzado un mensaje al Partido Popular, que se ha mostrado también contrario a esta medida, al indicar que "en campaña" se sostienen cuestiones que, finalmente, no se aplican tras la cita electoral, al verse "obligados" los partidos por cuestiones económicas.

"Lo que queremos es un buen servicio para los aeropuertos de Galicia. Si la privatización no resuelve esas mejoras no estamos de acuerdo", ha abundado, tras constatar que vender Aena "por cuatro duros" le parece "mal".


Caixa: espolio sen responsabilidades.

Magnifico artigo do Catedrático de Economía Xavier Vence no Xornal para comprender o que pasa coa Caixa, desde Idega por suposto que apoiamos e asumimos as teses de Vence, que deberian ser as que aplicaran os politicos que se din galegos.

 

Caixa: espolio sen responsabilidades

Cando algúns denunciamos a estratexia bancarizadora das caixas como un espolio do país mal podiamos imaxinar que a envergadura do espolio ía ser deste calibre. Case do cento por cento. O FROB-Banco de España toma o control absoluto do novo banco NCG (93%) coa inxección de 2.465 millóns de euros, quedando a participanción da Caixa NCG tan só nun 7%. Iso é o resultado dunha valoración do capital da NCG por un 10,56% do seu valor contable (1.714 millóns).

Vaian por diante catro consecuencias inmediatas: producese unha “estatalización” completa do novo banco, ben é certo que non como estadio definitivo senón para logo entregalo a investidores privados; o peso da caixa NCG no banco recén creado será marxinal, perdendo todo control sobre a súa estratexia futura; de acordo coa lei, ao representar menos do 15% a caixa deberá converterse nunha fundación; a obra social da caixa ou fundación, que se nutriría do reparto de dividendos, quedará reducida a un monto que no mellor dos casos será un 5% do que foi en 2008.

O primeiro feito rechamante que nos deixan eses dados é o descubrimento da elasticidade do sistema contable. Os colegas contables e aditores teñen unha árdua tarefa por diante para facer entender á sociedade –e aos economistas tamén- como é posible que unhas contas, debidamente auditadas, supervisadas polo Banco de España e –suponse- pola Consellería de Facenda, que o ano pasado se someteu a unha “due diligence” previa á fusión... acaben tendo unha folgura tal que 1.714 millóns de euros sexan transmutados en 181 millóns. Podemos admitir certa subxectividade na aplicación de certos criterios de prudencia ou de ponderación dos riscos futuros. Pero pasar de 10 a 1 resulta tan excesivo que habería que ir pensando nun novo sistema contable. Nun elemental exercicio de transparencia merecemos unha explicación por parte de todos os implicados. De todos: os executivos, os auditores, a Xunta e o Banco de España.

Si, por acaso, os xestores e supervisores se confabularon para facer ese tipo de contabilidade creativa estariamos diante dun escándalo no que a fiscalía anticorrupción debería obrar de oficio. Se, pola contra, esa infravaloración tan temeraria forma parte dos “incentivos” cos que o Banco de España quere “atraer inversores privados” entón todos os demais deberian –deberiamos- sublevarse de contado. Tanto nun caso coma noutro, a Xunta e o Parlamento de Galicia, teñen a obriga ineludíbel de esclarecer todo o acontecido ao longo deste proceso e, no seu caso, poñer en mans da fiscalía e dos tribunais toda a información. En todo caso, non é concebible que un espolio deste calibre pase sen pena nin gloria, sen un só responsable político dimitido, sen un só directivo penalizado. Para empezar, nin tan siquera coñecemos cantos recursos da entidade de todos foron destinados ás idemnizacións, contratos blindados e xubilacións de ouro dos directivos “prexubilados”.

Máis alá do escándalo numérico é o momento de facer balance, valorar as consecuencias e deseñar unha estratexia de futuro que evite a desfeita definitiva, cuxas consecuencias non é alarmismo calificar de catastróficas para o futuro de Galicia, dos galegos e da nosa economía produtiva. Agora xa sabemos que a fusión foi unha trampa mortal que agrandou o tamaño dos problemas e fixo máis difícil e costoso calquera estratexia de quedarmonos cando menos con unha das caixas que tiñamos hai tan só un ano. Os erros teñen consecuencias e queda claro que a filosofía pedestre de “burro grande ande ou non ande” non é unha gran consigna.

O caso é que este espolio final da Novacaixa-banco é o feito económico-financeiro máis importante das últimas décadas e polo alcance das súas consecuencias podemos afirmar que é dos feitos máis relevantes no eido político. Este feito pode facerse irreversible, a menos que a Xunta de Galicia e outras institucións den os pasos necesarios para negociar co Banco de España unha estratexia de futuro que evite a súa entrega a prezo de saldo a fondos privados. Unha vez que se deu o paso da nacionalización, con infravaloración do capital propio, a única saída respetuosa cos intereses de Galicia e dos contribuintes é que o novo banco siga sendo indefinidamente público pero onde a representación pública sexa asumida nunha porporción maioritaria por representantes designados polos poderes públicos de Galicia -¿ou nós non contribuimos ao FROB?-. Non só da Xunta senón dunha representación máis ampla dos intereses do país. Non para ser unha correa de transmisión directa dos dictados do poder político de cada momento senón para garantir un exercicio profesional independente que responda aos intereses máis xerais da sociedade.

A ausencia de pasos nesta dirección por parte da Xunta de Núñez Feijóo revela a súa aceptación dun desenlace fatal, evidenciando unha pasividade e entreguismo que marcará a fogo esta lexislatura, pero o máis grave e transcendental é que todo iso mudará de xeito substancial as potencialidades do desenvolvemento do país no futuro e a capacidade das institucións de autogoberno para impulsor e orientar ese desenvolvemento.

Agora que Alemaña é un facho de virtudes para todo sería o momento de tomar nota da eficacia e pragmatismo do modelo alemán, onde ao lado da gran banca global existe unha inmensa rede de 410 caixas-bancos públicos que son o pulmón financeiro da pequena e mediana empresa alemá e un instrumento clave da cohesión territorial.

Por desgraza, Galiza afrontou este trance gobernada por un partido de obediencia estatal, coa menor autoestima de todos os habidos desde o implantación da autonomía e supeditando os intereses do país á estratexia do PP estatal para chegar á Moncloa, o que resulta incompatible con contrariar os sagrados dictados da gran banca e o verdadeiro poder financeiro e mediático. É unha aposta que sacrifica o país e o empresariado do país, pero esas son as súas prioridades neste momento. E aínda tería un arranxo se o país –e o seu empresariado- sacase deste crucial acontecemento leccións de cara ao futuro. Como en tantos outros momentos, Cataluña e o País Vasco mostran co seu singular desenlace que a economía e a conciencia nacional son as dúas follas da tesoira imprescindibles para cortar o bacallau nun estado cunha irrefrenable vontade centralizadora e un poder financeiro insaciable que asfixia a economía produtiva


Manifesto dos economistas franceses..

Manifiesto de los economistas franceses aterrados

CRISIS Y DEUDA EN EUROPA: 10 FALSAS EVIDENCIAS, 22 MEDIDAS EN DEBATE PARA SALIR DEL ATOLLADERO

Introducción

La reactivación económica mundial, lograda por medio de una colosal inyección de gasto público en el circuito económico (de los EEUU a China), es frágil pero real. Un solo continente se queda atrasado, Europa. Encontrar el camino del crecimiento no es su prioridad política. Europa entró en otra vía: la de la lucha contra los déficits públicos.

En la Unión Europea estos déficits son elevados, es verdad, -7% en promedio en el 2010-, pero mucho menos que el 11% de los EEUU. Mientras algunos Estados norteamericanos de peso económico superior al de Grecia, California por ejemplo, están cercanos a la quiebra, los mercados financieros decidieron especular sobre la deuda soberana de los países europeos, particularmente los del sur. Europa está prisionera de su propia trampa institucional: los Estados deben tomar créditos ante instituciones financieras privadas que obtienen liquidez a bajo precio del Banco Central Europeo. Así, los mercados tienen la llave del financiamiento de los Estados. En este marco la ausencia de solidaridad europea suscita la especulación, tanto más cuanto que las agencias de calificación juegan a acentuar la desconfianza.
Fue necesaria la degradación de la nota de Grecia por la agencia Moody’s el 15 de junio, para que los dirigentes europeos retomaran el término de “irracionalidad” que tanto emplearon al inicio de la crisis de los subprimes. De este modo se descubre que España está más amenazada por la fragilidad de su modelo de crecimiento y de su sistema bancario que por su deuda pública.
Para “tranquilizar los mercados” se improvisó un Fondo de estabilización del euro, y se lanzaron por toda Europa drásticos, y a menudo ciegos, planes de reducción del gasto público. Los funcionarios son las primeras víctimas, incluso en Francia, en donde el alza de cotizaciones de su previsión será una disimulada baja de sus salarios. El número de funcionarios disminuye en todas partes, amenazando los servicios públicos. Las prestaciones sociales, de los Países Bajos a Portugal, pasando por Francia con su actual reforma de la previsión, están siendo gravemente amputadas. El paro y la precariedad del empleo crecerán forzosamente en los años venideros. Estas medidas son irresponsables desde un punto de vista político y social, e incluso en el estricto ámbito económico.
Esta política, que ha calmado provisoriamente la especulación, tiene ya consecuencias sociales muy negativas en numerosos países europeos, particularmente en la juventud, el mundo del trabajo y los más vulnerables. A corto plazo agudizará las tensiones en Europa y con ello amenazará la propia construcción europea que es mucho más que un proyecto económico. Allí la economía debiese estar al servicio de la construcción de un continente democrático, pacificado y unido. En lugar de eso, se impone por todas partes una forma de dictadura de los mercados, y especialmente hoy en día en Portugal, España y Grecia, tres países que aun eran dictaduras a principios de los años 1970, hace apenas cuarenta años.
Que se la interprete como el deseo de “tranquilizar los mercados” por parte de gobiernos asustados, o bien como un pretexto para imponer decisiones dictadas por la ideología, la sumisión a esta dictadura es inaceptable tanto ha dado ya la prueba de su ineficacia económica y de su potencial destructivo en los planos político y social.
Un verdadero debate democrático sobre las decisiones de política económica debe pues abrirse en Francia y en Europa. La mayor parte de los economistas que intervienen en el debate público lo hacen para justificar o racionalizar la sumisión de las políticas a las exigencias de los mercados financieros. Cierto, en todas partes los poderes públicos debieron improvisar planes keynesianos de reactivación e incluso nacionalizar temporariamente los bancos. Pero quieren cerrar este paréntesis lo más pronto posible.
 El software neoliberal aun sigue siendo considerado como legítimo, a pesar de sus patentes fracasos. Este, fundado sobre la hipótesis de eficiencia de los mercados financieros, plantea reducir el gasto público, privatizar los servicios públicos, flexibilizar el mercado del trabajo, liberalizar el comercio, los servicios financieros y los mercados de capitales, aumentar la competencia en todo tiempo y lugar…
En tanto economistas, estamos aterrados al ver que estas políticas siguen a la orden del día y que sus fundamentos teóricos no son cuestionados. No obstante, los argumentos avanzados desde hace treinta años para orientar las decisiones de política económica europea son desmentidos por los hechos. La crisis desnudó el carácter dogmático e infundado de la mayor parte de las pretendidas evidencias repetidas hasta la saciedad por quienes deciden y por sus consejeros. Ya se trate de la eficacia y de la racionalidad de los mercados financieros, de la necesidad de mutilar el gasto para reducir la deuda pública o de reforzar el “pacto de estabilidad”, hay que interrogar dichas falsas evidencias y mostrar la pluralidad de decisiones posibles en materia de política económica. Otras decisiones son posibles y deseables, a condición, primero que nada, de liberarse del dominio impuesto por la industria financiera sobre las políticas públicas.
Hacemos más adelante una presentación crítica de diez postulados que continúan inspirando cada día las decisiones de los poderes públicos en toda Europa, a pesar de los brutales desmentidos aportados por la crisis financiera y sus consecuencias. Se trata de falsedades que inspiran medidas injustas e ineficaces, frente a las cuales proponemos al debate veintidós contra proposiciones. Ellas no cuentan necesariamente con el asentimiento unánime de los signatarios de este texto, pero deben ser tomadas en serio si queremos sacar a Europa del atolladero.
Falsedad n°1: los mercados financieros son eficientes.
Falsedad n°2: los mercados financieros son favorables al crecimiento económico.

Falsedad n°3: los mercados son buenos jueces de la solvencia de los Estados.

Falsedad n°4: el aumento de la deuda pública resulta de un aumento del gasto.

Falsedad n°5: hay que reducir el gasto para reducir la deuda pública.

Falsedad n°6: la deuda pública le hará pagar nuestros excesos a nuestros nietos.

Falsedad n°7: hay que tranquilizar a los mercados financieros para financiar la deuda pública.

Falsedad n°8: la Unión Europea defiende el modelo social europeo.

Falsedad n°9: el euro nos protege contra la crisis.

Falsedad n°10: la crisis griega permitió avanzar hacia un gobierno económico y una verdadera solidaridad europea.


FALSA EVIDECIA N°1: LOS MERCADOS FINACIEROS SON EFICIENTES


Un hecho se impone hoy a todos los observadores: el papel primordial que desempeñan los mercados financieros en el funcionamiento de la economía. Es el resultado de una larga evolución que empezó finales de la década de 1970. La midamos como la midamos esta evolución marca una ruptura neta, tanto cuantitativa como cualitativa, con las décadas precedentes. Bajo la presión de los mercados financieros la regulación del conjunto del capitalismo se transforma en profundidad y da nacimiento a una forma inédita de capitalismo que algunos llamaron “capitalismo patrimonial”, capitalismo financiero” o incluso “capitalismo neoliberal”.
Estas mutaciones encontraron en la hipótesis de eficiencia informativa de los mercados financieros su justificación teórica. En efecto, según esta hipótesis, es importante desarrollar los mercados financieros, hacer que puedan funcionar lo más libremente posible porque constituyen el único mecanismo de asignación eficaz del capital. Las políticas que se han llevado a cabo obstinadamente desde hace treinta años son conformes a esta recomendación. Se trata de construir un mercado financiero mundialmente integrado en el que todos los actores (empresas, hogares, Estados, instituciones financieras) puedan intercambiar todas las categorías de títulos (acciones, obligaciones, deudas, derivados, divisas) en todos los plazos (largo plazo, medio plazo, corto plazo). Los mercados financieros han llegado a parecerse al mercado “sin fricción” de los manuales: el discurso económico ha conseguido crear la realidad. Como los mercados eran cada vez más “perfectos” en el sentido de la teoría económica dominante, los analistas creyeron que en adelante el sistema financiero era mucho más estable que en el pasado. La “gran moderación” (este periodo de crecimiento económico sin subida de los salarios que conoció Estados Unidos desde 1990 a 2007) parecía confirmarlo.
Todavía hoy el G20 persiste en la idea de que los mercados financieros son el buen mecanismo de asignación del capital. La primacía y la integridad de los mercados financieros siguen siendo los objetivos finales que prosigue su nueva regulación financiera. La crisis se interpreta no como un resultado inevitable de la lógica de los mercados desregulados sino como el efecto de la deshonestidad e irresponsabilidad de algunos actores financieros mal vigilados por los poderes públicos.
Sin embargo, la crisis se ha encargado de demostrar que los mercados no son eficientes y que no permiten una asignación eficaz del capital. Las consecuencias de este hecho en materia de regulación y de política económica son inmensas. La teoría de la eficiencia reposa sobre la idea de que los inversores buscan y encuentran la información más fiable posible sobre el valor de los proyectos que compiten para encontrar una financiación. De creer esta teoría, el precio que se forma en un mercado refleja los juicios de los inversores y sintetiza el conjunto de la información disponible: constituye, por consiguiente, un buen cálculo del verdadero valor de los títulos. Ahora bien, se supone que este valor resume toda la información necesaria para orientar la actividad económica y así la vida social.
De este modo el capital se invierte en los proyectos más rentables y deja de lado los proyectos menos eficaces. Ésta es la idea central de esta teoría: la competencia financiera produce unos precios justos que constituyen señales fiables para los inversores y orientan eficazmente el desarrollo económico.
Pero la crisis vino a confirmar los diferentes trabajos críticos que habían puesto en duda esta propuesta. La competencia financiera no produce necesariamente precios justos. Peor: con frecuencia la competencia financiera es desestabilizante y lleva a unas evoluciones de precios excesivas e irracionales, las burbujas financieras.
El error principal de la teoría de la eficiencia de los mercados financieros consiste en trasponer a los productos financieros la teoría habitual de los mercados de bienes ordinarios. En estos últimos la competencia es en parte autorreguladora en virtud de lo que se llama la “ley” de la oferta y la demanda: cuando el precio de un bien aumenta, entonces los productores van a aumentar su oferta y los compradores a reducir su demanda; el precio, por lo tanto, va a bajar y a volver cerca de su nivel de equilibrio. En otras palabras, cuando el precio de un bien aumenta unas fuerzas de llamada tienden a frenar y después a invertir este alza. La competencia produce lo que se llama “feedbacks negativos”, unas fuerzas de llamada que van en el sentido contrario del choque inicial. La idea de la eficiencia nace de una transposición directa de este mecanismo a la finanza de mercado.
Ahora bien, para esta última la situación es muy diferente. Cuando el precio aumenta es frecuente observar no una bajada, ¡sino una subida de la demanda! En efecto, la subida del precio significa un rendimiento mayor para quienes poseen el título debido a la plusvalía realizada. Por consiguiente, la subida del precio atrae a nuevos compradores, lo que refuerza más la subida inicial. Las promesas de bonos empujan a los traders a ampliar aún más el movimiento. Hasta el incidente, imprevisible pero inevitable, que provoca la inversión de las anticipaciones y la quiebra. Este fenómeno digno de la irreflexión de los borregos es un proceso de “feedbacks positivos” que empeora los desequilibrios. Es la burbuja especulativa: una subida acumulativa de los precios que se alimenta a sí misma.
Este tipo de proceso no produce precios justos sino, por el contrario, precios inadecuados.

Por consiguiente, el lugar preponderante ocupado por los mercados financieros no puede llevar a eficacia alguna. Aún más, es una fuente permanente de inestabilidad, como lo demuestra claramente la serie ininterrumpida de burbujas que hemos conocido desde hace 20 años: Japón, Sudeste de Asia, internet, mercados emergentes, la inmobiliaria, conversión de la deuda en valores. Así, la inestabilidad financiera se traduce en fuertes fluctuaciones de las tasas de intercambio y de la Bolsa, que manifiestamente no tienen relación con los fundamentos de la economía. Esta inestabilidad, nacida del sector financiero, se propaga a la economía real por medio de numerosos mecanismos.

Para reducir la ineficiencia e inestabilidad de los mercados financieros sugerimos cuatro medidas:

Medida n°1: compartimentar estrictamente los mercados financieros y las actividades de los actores financieros, prohibir a los bancos especular por su propia cuenta para evitar la propagación de las burbujas y de las quiebras,

Medida n°2: Reducir la liquidez y la especulación desestabilizadora por medio de controles sobre los movimientos de capitales y de las tasas sobre las transacciones financieras,

Medida n°3: limitar las transacciones financieras a las que respondan a las necesidades de la economía real (por ejemplo, CDS [Credit Default Swap o permuta de incumplimiento crediticio] únicamente para quienes detentan títulos asegurados, etc.)

Medida n°4: limitar la remuneración de los traders.
FALSA EVIDENCIA N°2: LOS MERCADOS FINANCIEROS SON FAVORABLES AL CRECIMIENTO ECONÓMICO

La integración financiera ha llevado el poder de las finanzas a su cenit debido al hecho de que unifica y centraliza la propiedad capitalista a escala mundial. En adelante ella es quien determina las normas de la rentabilidad exigidas al conjunto de los capitales. El proyecto era que la finanza de mercado sustituyera a la financiación bancaria de los inversores. Proyecto que, además, ha fracasado porque hoy, globalmente, son las empresas las que financian a los accionistas en vez de lo contrario. En adelante la gobernanza de las empresas se ha transformado profundamente para alcanzar las normas de rentabilidad del mercado. Con el aumento en potencia del valor accionarial se ha impuesto una concepción nueva de la empresa y de su gestión, pensadas como puestas al servicio exclusivo del accionista.
Ha desaparecido la idea de un interés común propio de las diferentes parte interesadas vinculadas a la empresa. Los dirigentes de las empresas que cotizan en Bolsa tiene en adelante la misión primera de satisfacer únicamente el deseo de enriquecimiento de los accionistas. En consecuencia, dejan ellos mismos de ser asalariados, como demuestra el desmesurado aumento de sus remuneraciones. Como avanza la teoría de “la agencia”, se trata de hacer de modo que los intereses de los dirigentes sean en adelante convergentes con los de los accionistas.
El ROE (Return on Equity, o rendimiento de los capitales propios) de 15% a 25% es en adelante la norma que impone el poder de la finanza a las empresas y a los asalariados. La liquidez es el instrumento de este poder que permite en cualquier momento a los capitales no satisfechos ir a buscar a otra parte.
Frente a esta potencia, tanto los asalariados como la soberanía política parecen por su fraccionamiento en estado de inferioridad. Esta situación desequilibrada lleva a unas exigencias de beneficio descabelladas porque reprimen el crecimiento económico y llevan a un aumento continuo de las desigualdades de ingresos. Por un lado las exigencias de rentabilidad inhiben fuertemente la inversión: cuanto más elevada es la rentabilidad demandada más difícil es encontrar proyectos suficientemente eficientes para satisfacerla. Las tasas de inversión siguen siendo históricamente débiles en Europa y en Estados Unidos. Por otra parte, estas exigencias provocan una constante presión a la baja sobre los salarios y el poder adquisitivo, lo que no es favorable a la demanda. La ralentización simultánea de la inversión y del consumo lleva a un crecimiento débil y a un paro endémico. En los países anglosajones se ha contrarrestado esta tendencia por medio de desarrollo del endeudamiento de los hogares y por medio de las burbujas financieras que crean una riqueza que permite un crecimiento del consumo sin salarios, pero terminan en quiebras.
Para remediar los efectos negativos sobre la actividad económicas ponemos debatir tres medidas:
Medida n°5: reforzar significativamente los contra-poderes en las empresas para obligar a las direcciones a tener en cuenta los intereses del conjunto de las partes interesadas,
Medida n°6: aumentar fuertemente los impuestos a los ingresos muy altos para disuadir la carrera por los rendimientos insostenibles,
Medida n°7: reducir la dependencia de las empresas en relación a los mercados financieros desarrollando una política pública del crédito (tasas preferenciales para las actividades prioritarias en el plano social y medioambiental).
FALSA EVIDENCIA N° 3 : LOS MERCADOS SON BUENOS JUECES DE LA SOLVENCIA DE LOS ESTADOS
Según los defensores de la eficiencia de los mercados financieros, los operadores de mercado tendrían en cuenta la situación objetiva de las finanzas públicas para evaluar el riesgo de suscribir un préstamo de Estado. Tomemos el caso de la deuda griega: los operadores financieros y quienes toman las decisiones se remiten únicamente a las evaluaciones financieras para juzgar la situación. Así, cuando la tasa exigida a Grecia ascendió a más del 10%, cada uno dedujo que el riesgo de falta [de pago] estaba cercano: si los inversores exigen semejante prima de riesgo es que el peligro es extremo.
Hay en ello un profundo error si se comprende la verdadera naturaleza de la evaluación por el mercado financiero. Como éste no es eficiente, lo más frecuente es que produzca unos precios completamente desconectados de los fundamentales.
En esas condiciones es descabellado entregarse únicamente a las evaluaciones financieras para juzgar una situación. Evaluar el valor de un título financiero no es una operación comparable a medir un tamaño objetivo, por ejemplo, a calcular el peso de un objeto. Un título financiero es un derecho sobre unos ingresos futuros: para evaluarlo hay que prever lo que será el futuro. Es una cuestión de juicio, no una medida objetiva porque en el instante t, el futuro no está en modo alguno predeterminado. En las salas de mercado sólo es lo que los operadores imaginan que será. Un precio financiero resulta de un juicio, de una creencia, de una apuesta sobre el futuro: nada asegura que el juicio de los mercados tenga algun tipo de superioridad sobre las demás formas de juicio.

Sobre todo, la evaluación financiera no es neutra: afecta al objeto medido, compromete y construye el futuro que ella imagina. Así, las agencias de calificación financieras contribuyen en mucho a determinar las tasas de interés en los mercados de obligaciones atribuyendo unas notas cargadas de una gran subjetividad, incluso de una voluntad de alimentar la inestabilidad, fuente de beneficios especulativos. Cuando degradan la calificación de un Estado aumentan la tasa de interés exigida por los actores financieros para adquirir los títulos de la deuda pública de este Estado y aumentan con ello el riesgo de quiebra que ellas han anunciado.

Para reducir la influencia de la psicología de los mercados sobre la financiación de los estados, proponemos debatir dos medidas:

Medida n°8: no se debe autorizar a las agencias de calificación financiera a pesar arbitrariamente en las tasas de interés de los mercados de obligaciones degradando la calificación de un Estado: su actividad se debería reglamentar exigiendo que esta nota resulte de un calculo económico transparente.
Medida n°8 bis: liberar a los Estados de la amenaza de los mercados financieros garantizando que el Banco Central Europeo (BCE) compra los títulos púbicos.
FALSA EVIDENCIA N° 4 : LA SUBIDA ESPECTACULAR DE LAS DEUDAS PÚBLICAS ES EL RESULTADO DE UN EXCESO DE GASTOS
Michel Pébereau, uno de los “padrinos” de la banca francesa, describía en 2005 en unos de estos informes oficiales ad hoc a una Francia asfixiada por la deuda pública y sacrificando sus generaciones futuras al entregarse a unos gastos sociales irreflexivos.
El Estado que se endeuda como un padre de familia alcohólico que bebe por encima de sus medios: ésta es la visión que suelen propagar la mayoría de los editorialistas. La reciente explosión de la deuda pública en Europa y en el mundo se debe en todas partes a otra cosa: a los planes de salvamiento de las finanzas y, sobre todo, a la recesión provocada por la crisis bancaria y financiera que empezó en 2008: el déficit público medio en la zona euro era sólo el 0,6% del PIB en 2007, pero la crisis le ha hecho pasar al 7% en 2010. Al mismo tiempo la deuda pública ha pasado del 66% al 84% del PIB.
Sin embargo, el aumento de la deuda pública tanto en Francia como en muchos países europeos fue primero moderada y anterior a esta recesión: proviene en gran parte no de una tendencia a la subida de los gastos públicos (puesto que, al contrario, desde principios de la década de 1990 estos son estables o en baja en la Unión Europea en proporción al PIB) sino del desmoronamiento de los ingresos públicos debido a la debilidad del crecimiento económico en el periodo y a la contrarrevolución fiscal que han llevado a cabo la mayoría de los gobiernos desde hace veinticinco años.
 A más largo plazo la contrarrevolución fiscal ha alimentado continuamente el hinchamiento de la deuda de una recesión a otra. Así, en Francia un reciente informe parlamentario cifra en 100.000 millones de euros en 2010 el coste de las bajadas de impuestos consentidas entre 2000 y 2010, sin incluir siquiera las exoneraciones de cotizaciones sociales (30.000 millones) y otros “gastos fiscales”.
 A falta de una armonización fiscal, los Estados europeos se han entregado a la competencia fiscal, bajando los impuestos a las sociedades, los altos ingresos y los patrimonios. Aunque el peso relativo de sus determinantes varíe de un país a otro, la subida casi general de los déficits públicos y de las ratios de deuda pública en el curso de los treinta últimos años no resulta principalmente de una deriva culpable de los gastos públicos. Un diagnóstico que, evidentemente, abre otras pistas que la sempiterna reducción de los gastos públicos.
Para restaurar un debate público informado sobre el origen de la deuda y, por lo tanto, de los medios de remediarla, proponemos debatir una propuesta:
Medida n° 9: realizar una auditoría pública de las deudas públicas para determinar su origen y conocer la identidad de los principales poseedores de títulos de la deuda y los montantes que poseen.
FALSA EVIDENCIA N°5: HAY QUE REDUCIR LOS GASTOS PARA REDUCIR LA DEUDA PÚBLICA
Aunque el aumento de la deuda pública resultara en parte de un aumento de los gastos públicos, cortar en estos gastos no contribuiría necesariamente a la solución porque la dinámica de la deuda pública no tiene mucho que ver con la de un hogar: la macroeconomía no es reducible a la economía doméstica. Generalmente la dinámica de la deuda depende de varios factores: el nivel de los déficits primarios, pero también la diferencia entre la tasa de interés y la tasa de crecimiento nominal de la economía.

Y es que si este último es más débil que la tasa de interés la deuda va a crecer mecánicamente debido al “efecto bola de nieve”: explota el importe de los intereses y también el déficit total (incluidos los intereses de la deuda). Así, a principios de la década de 1990 la política del franco fuerte que llevó a cabo Bérégovoy y se mantuvo a pesar de la recesión de 1993-94 se tradujo en una tasa de interés más elevada de forma duradera que la tasa de crecimiento, lo que explica el salto de la deuda pública de Francia durante este periodo. Es el mismo mecanismo que explicaban el aumento de la deuda durante la primera mitad de la década de 1980 bajo el impacto de la revolución neoliberal y de la política de tasas de interés elevadas que llevaron a cabo Ronald Reagan y Margaret Thatcher.

Pero la propia tasa de crecimiento no es independiente de los gastos públicos: a corto plazo la existencia de gastos públicos estables limita la magnitud de las recesiones (“estabilizadores automáticos”); a largo plazo las inversiones y gastos públicos (educación, sanidad, investigación, infraestructuras …) estimulan el crecimiento. Es falso afirmar que todo déficit público crece tanto como la deuda pública o que toda reducción del déficit permite reducir la deuda. Si la reducción de los déficit compromete la actividad económica la deuda aumentará aún más.
Los comentaristas liberales subrayan que algunos países (Canadá, Suecia, Israel) realizaron unos ajustes brutales de sus cuentas públicas en la década de 1990 e inmediatamente después conocieron un fuerte rebote del crecimiento. Pero esto sólo es posible si el ajuste concierne a un país aislado, que vuelve a ganar competitividad sobre sus rivales. Lo que evidentemente olvidan los partidarios del ajuste estructural europeo es que los países europeos tienen por principales clientes y rivales a otros países europeos ya que la Unión Europea está globalmente poco abierta al exterior. Una reducción simultánea y masiva de los gastos públicos del conjunto de los países de la Unión Europea sólo puede tener como efecto una recesión agravada y, por lo tanto, una nueva subida de la deuda pública.

Para evitar que el restablecimiento de las finanzas públicas provoque un desastre social y politico proponemos debatir dos medidas:

Medida n°10: mantener el nivel de las protecciones sociales, incluso mejorarlas (subsidio de desempleo, vivienda…);
Medida n°11: aumentar el esfuerzo presupuestario en materia de educación, de investigación, de inversion en reconversión ecológica… para establecer las condiciones de un crecimiento sostenible que permita un fuerte descenso del paro.
FALSA EVIDENCIA N°6: LA DEUDA PÚBLICA TRASLADA EL PRECIO DE NUESTROS EXCESOS A NUESTROS NIETOS
La afirmación de que la deuda pública sería una transferencia de riqueza en detrimento de las generaciones futuras es otra afirmación falsa que confunde economía doméstica y macroeconomía. La deuda pública es un mecanismo de transferencia de riquezas, pero es sobre todo de los contribuyentes ordinarios hacia los rentistas.
En efecto, basándose en la creencia raramente verificada según la cual bajar los impuesto estimularía el crecimiento y aumentaría in fine los ingresos públicos, desde 1980 los Estados europeos han imitado a Estados Unidos en una política sistemática de hacer la oferta fiscal más baja. Se han multiplicado las reducciones de impuestos y de cotizaciones (sobre los beneficios de las sociedades, sobre los ingresos de los particulares más acomodados, sobre los patrimonios, sobre las cotizaciones patronales…), pero su impacto en el crecimiento económico sigue siendo muy incierto. Por consiguiente, estas políticas fiscales anti-redistributivas han agravado a la vez y de manera acumulativa las desigualdades sociales y los déficits públicos.
Estas políticas fiscales han obligado a las administraciones públicas a endeudarse con hogares acomodados y mercados financieros para financiar los déficits así creados. Es lo que se podría llamar “el efecto jackpot”: con el dinero ahorrado de sus impuestos los ricos han podido adquirir títulos (portadores de interés) de la deuda pública emitida para financiar los déficits públicos provocados por la reducciones de los impuestos… Así, el servicio de la deuda pública en Francia representa 40.000 millones de euros, casi tanto como las recaudaciones del impuesto sobre la renta. Tour de force tanto más brillante cuanto que a continuación se ha logrado hacer creer al público que los culpables de la deuda pública eran los funcionarios, los jubilados y los enfermos.
Por consiguiente, el aumento de la deuda pública en Europa o en Estados Unidos no es el resultado de políticas keynesianas expansionistas o de políticas sociales dispendiosas sino más bien de una política en favor de las capas privilegiadas: los “gastos fiscales” (bajadas de impuestos y de cotizaciones) aumentan los ingresos disponibles de quienes menos lo necesitan, los cuales gracias a ello pueden aumentar más sus inversiones, sobre todo en Bonos del Tesoro, que son remunerados en intereses por medio del impuesto procedente de todos los contribuyentes. En resumen, se establece un mecanismo de redistribución al revés, desde las clases populares hacia las clases acomodadas, vía la deuda pública cuya contrapartida es siempre la renta privada.
Para rectificar de manera equitativa las finanzas públicas en Europa y en Francia proponemos debatir dos medidas:
Medida n°12: volver a dar un carácter fuertemente redistributivo a la fiscalidad directa sobre los ingresos (supresión de los vacíos [fiscales], creación de nuevas series y aumento de las tasas del impuesto sobre la renta…)
Medida n°13: suprimir las exoneraciones consentidas a las empresas que no tienen suficiente efecto sobre el empleo.
FALSA EVIDENCIA N°7 : HAY QUE ASEGURAR A LOS MERCADOS FINANCIEROS PARA PODER FINANCIAR LA DEUDA PÚBLICA
A nivel mundial se debe analizar el ascenso de las deudas públicas correlativamente a la financiarización. Durante los últimos treinta años a favor de la liberalización total de la circulación de los capitales las finanzas han aumentado considerablemente su influencia sobre la economía. Las grandes empresas recurren cada vez menos al crédito bancario y cada vez más a los mercados financieros. Los hogares también ven una parte cada vez mayor de su ahorro drenado hacia las finanzas para sus pensiones, vía los diversos productos de inversión o incluso en algunos países vía la financiación de su vivienda (préstamos hipotecarios). Los gestores de carteras que tratan de diversificar los riesgos buscan títulos públicos como complemento a los privados. Los han encontrado fácilmente en los mercados porque los gobiernos han llevado a cabo unas políticas similares que han llevado a un relanzamiento de los déficits: tasas de interés altas, bajada de los impuestos centradas en los ingresos altos, incitaciones masivas al ahorro financiero de los hogares para favorecer las jubilaciones por capitalización, etc.
A nivel de la UE la financiarización de la deuda pública se ha inscrito en los tratados: desde Maastricht los Bancos Centrales tienen prohibido financiar directamente a los Estados, que deben encontrar prestamistas en los mercados financieros. Esta “represión monetaria” acompaña a la “liberación financiera” y hace exactamente lo contrario de las políticas adoptadas tras la gran crisis de la década de 1930, de “represión financiera” (drásticas restricciones a la libertad de acción de las finanzas) y de “liberación monetaria” (con el final del patrón oro). Se trata de someter a los Estados, que se supone que son por naturaleza demasiado dispendiosos, a la disciplina de los mercados financieros, que se supone que son eficientes y omniscientes por naturaleza.
Como resultado de esta elección doctrinaria, el Banco Central Europeo no tiene así derecho a suscribir directamente las emisiones de obligaciones públicas de los Estados europeos. Privados de la garantía de poder financiarse siempre en el Banco Central, los Estados europeos del sur han sido así víctimas de ataques especulativos. En efecto, aunque en nombre de una ortodoxia sin fisuras el BCR siempre se había negado a ello, desde hace algunos meses compra obligaciones de Estado a la tasa de interés del mercado para calmar las tensiones en el mercado de obligaciones europeos. Pero nada dice que esto sea suficiente si la crisis de la deuda se agrava y y se esfuman las tasas de interés de mercado. Entonces podría ser difícil mantener esta ortodoxia monetaria que carece de fundamentos científicos serios.
Para remediar el problema de la deuda pública proponemos debatir dos medidas:
Medida n°14: autorizar al Banco Central Europeo a financiar directamente a los Estados (o a imponer a los bancos comerciales suscribir la emisión de obligaciones públicas) a bajo interés, aflojando así el lastre con el que les traban los mercados financieros,
Medida n°15: si fuera necesario, reestructurar la deuda pública, por ejemplo, limitando el servicio de la deuda pública a determinado tanto por ciento del PIB, y operando una discriminación entre los acreedores según el volumen de los títulos que poseen: los rentistas muy grandes (particulares o instituciones) deben aceptar un alargamiento sensible del perfil de la deuda, incluso anulaciones parciales o totales.
También hay que volver a negociar las exorbitantes tasas de interés de los títulos emitidos por los países en dificultades desde la crisis.
FALSA EVIDENCIA N°8: LA UNIÓN EUROPEA DEFIENDE EL MODELO SOCIAL EUROPEO
La construcción europea parece una experiencia ambigua. Coexisten dos visiones de Europa sin osar enfrentarse abiertamente. Para los socialdemócratas, Europa hubiera debido proponerse el objetivo de promover el modelo social europeo, fruto del compromiso social de la época posterior a la Segunda Guerra Mundial, con su protección social, sus servicios públicos y sus políticas industriales.
Europa hubiera debido construir una muralla defensiva frente a la globalización liberal, un medio de proteger, de hacer vivir y progresar este modelo. Europa hubiera debido defender una visión específica de la organización de la economía mundial, la globalización regulada por unas organizaciones de gobernanza mundial. Hubiera debido permitir a los países miembro mantener un nivel elevado de gastos públicos y de redistribución, protegiendo su capacidad de financiarlos por medio de la armonización de la fiscalidad sobre las personas, las empresas y los ingresos del capital.
Sin embargo, Europa no ha querido asumir su especificidad. Actualmente la visión dominante en Bruselas y en el seno de la mayoría de los gobiernos nacionales es la contraria a la de una Europa liberal, cuyo objetivo es adaptar a las sociedades europeas a las exigencias de la globalización: la construcción europea es la ocasión de poner en tela de juicio el modelo social europeo y de desregular la economía. La preeminencia del derecho de la competencia sobre las reglamentaciones nacionales y sobre los derechos sociales en el Mercado Único permite introducir más competencia en los mercados de los productos y de los servicios, disminuir la importancia de los servicios públicos y organizar competitividad de los trabajadores europeos. La competencia social y fiscal permitió reducir los impuestos, sobre todo sobre los ingresos del capital y de las empresas (las “bases móviles”) y hacer presión sobre los gastos sociales.
 Los tratados garantizan cuatro libertades fundamentales: la libre circulación de las personas, de las mercancías, de los servicios y de los capitales. Pero lejos de limitarse al mercado interior, la libertad de circulación de los capitales se ha concedido a los inversores del mundo entero, sometiendo así al tejido productivo europeo a los imperativos de valorización de los capitales internacionales. La construcción europea perece un medio de imponer a los pueblos unas reformas neoliberales.
La organización de la política macroeconómica (independencia del BCE frente a la política, Pacto de Estabilidad) está marcada por la desconfianza respecto a los gobierno elegidos democráticamente. Se trata de privar a los países de toda autonomía en materia tanto de política monetaria como en materia presupuestaria. Para ya sólo dejar jugar a la “estabilización automática” se debe alcanzar el equilibrio presupuestario y después toda política discrecional desterrada de reactivación. A nivel de la zona no se ha establecido ninguna política coyuntural común ni se ha definido ningún objetivo común en términos de crecimiento o de empleo. No se tienen en cuenta las diferencias de situación entre los países porque el pacto no se interesa ni por las tasas de inflación ni por los déficits exteriores nacionales; los objetivos de las finanzas públicas no tienen en cuenta situaciones económicas nacionales.
Las instancias europeas trataron de impulsar unas reformas estructurales (por medio de las Grandes Orientaciones Políticas Económicas, el Método Abierto de Coordinación o la Agenda de Lisboa) con un éxito muy desigual. Como su modo de elaboración no era democrático ni movilizador, su orientación liberal no correspondía obligatoriamente a las políticas decididas a nivel nacional, teniendo en cuenta las relaciones de fuerza existentes en cada país. Esta orientación no conoció de entrada los brillantes éxitos fulgurantes que la habría legitimado. Se puso en tela de juicio el movimiento de liberalización económica (fracaso de la Directiva Bolkestein); se tentó a algunos países con nacionalizar su política industrial mientras que la mayoría se oponía a la europeización de sus políticas fiscales o sociales. La Europa social ha seguido siendo una palabra vacía, sólo se ha afirmado realmente la Europa de la competencia y de las finanzas.
Para que Europa promueva verdaderamente un modelo social europeo proponemos debatir dos medidas:
Medida n°16: poner en tela de juicio la libre circulación de los capitales y de las mercancías entre la UE y el resto del mundo negociando si fuera necesario acuerdos multilaterales o bilaterales,
Medida n°17: en vez de la política de competencia, convertir a “la armonización en el progreso” en el hilo director de la construcción europea. Establecer unos objetivos comunes de alcance constringente tanto en materia de progreso social como en materia macroeconómica (unas GOPS, grandes orientaciones de política social).
FALSA EVIDENCIA N°9: EL EURO ES UN ESCUDO CONTRA LA CRISIS
El euro debería haber sido un factor de protección contra la crisis financiera mundial. Después de todo, la supresión de toda incertidumbre sobre las tasas de cambio entre las monedas europeas eliminó un factor fundamental de inestabilidad. Sin embargo, no ha habido nada de eso: Europa se ha visto afectada más duramente y de forma duradera por la crisis que el resto del mundo. Esto se debe a las propias modalidades de construcción de la unión monetaria.
Desde 1999 la zona euro conoció un crecimiento relativamente mediocre y un aumento de las divergencias entre los Estados miembro en términos de crecimiento, de inflación, de paro y de desequilibrios exteriores. El marco de política económica de la zona euro, que tiende a imponer a unos países en situaciones diferentes unas políticas macroeconómicas parecidas, ha ampliado las disparidades de crecimiento entre los Estados miembro.
En la mayoría de los países, en particular los más grandes, la introducción del euro no ha provocado la prometida aceleración del crecimiento. Para otros, hubo crecimiento pero a costa de desequilibrios difícilmente sostenibles. La rigidez monetaria y presupuestaria, reforzada por el euro, ha permitido hacer caer todo el peso de los ajustes sobre el trabajo. Se ha promovido la flexibilidad y la austeridad salarial, reducido la parte de los salarios en el ingreso total, aumentado las desigualdades.
Esta carrera a la baja social la ha ganado Alemania, que ha sabido liberar importantes surplus comerciales en detrimento de sus vecinos y, sobre todo, de sus propios asalariados, imponiéndose una bajada del coste del trabajo y de las prestaciones sociales, lo que le ha conferido una ventaja comercial en relación a sus vecinos que no han podido tratar tan duramente a sus trabajadores. Los excedentes comerciales alemanes pesan sobre el crecimiento de los demás países. Los déficits presupuestarios y comerciales de unos sólo son la contrapartida de los excedentes de los demás
… Los Estados miembro no han sido capaces de definir una estrategia coordinada.
La zona euro hubiera debido verse menos afectada por la crisis que Estados Unidos y Reino Unido. Los hogares están claramente menos implicados en los mercados financieros, que son menos sofisticados.
Las finanzas públicas estaban en una situación mejor; el déficit público del conjunto de los países de la zona era del 0,6% del PIB en 2007, frente a casi el 3% en Estados Unidos, en Reino Unido o Japón. Pero la zona euro sufría un aumento de los desequilibrios: los países del norte (Alemania, Austria, Países Bajos, países escandinavos) limitaban sus salarios y sus demandas internas, y acumulaban excedentes exteriores, mientras que los países del sur (España, Grecia, Irlanda) conocían un crecimiento vigoroso impulsado por unas tasas de interés débiles en relación a la tasa de crecimiento, al tiempo que acumulaban unos déficits exteriores.
Aunque la crisis económica partió de Estados Unidos, éste ha tratado de establecer una política real de reactivación presupuestaria y monetaria al tiempo que iniciaba un movimiento de desregulación financiera. Europa, por el contrario, no ha sabido emprender una política suficientemente reactiva. De 2007 a 2010 el impulso presupuestario ha sido del orden de 1,6 puntos de PIB en la zone euro, de 3,2 puntos en Reino Unido y de 4,2 puntos en Estados Unidos. La pérdida de producción debida a la crisis ha sido claramente más fuerte en la zona euro que en Estados Unidos. En la zona se ha sufrido más el aumento del déficits que el resultado de una política activa.
Al mismo tiempo, la Comisión ha seguido lanzando unos procedimientos de déficit excesivo contra los Estados miembro de modo que a mediados de 2010 prácticamente todos los Estados de la zona estaban sometidos a ellos. Ha pedido a los Estados miembro que para 2013 ó 2014 se comprometan a volver bajo la línea del 3%, independientemente de la evolución economía. Las instancias europeas han seguido reclamando unas políticas salariales restrictivas y que se replanteen los sistemas públicos de jubilación y de sanidad, con el riesgo evidente de hundir al continente en la depresión y de aumentar las tensiones entre los países. Esta ausencia de coordinación y, más fundamentalmente, la ausencia de un verdadero presupuesto europeo que permita una solidaridad efectiva entre los Estados miembro han incitado a los operadores financieros a desviarse del euro, incluso a especular abiertamente contra él.
Para que el euro pueda proteger realmente a los ciudadanos europeos de la crisis proponemos debatir dos [sic] medidas:
Medida n°18: garantizar una verdadera coordinación de las políticas macroeconómicas y una reducción concertada de los desequilibrios comerciales entre los países europeos,
Medida n°19: compensar los desequilibrios de pago en Europa por medio de un Banco de Pagos (que organice los préstamos entre los países europeos),
Medida n°20: si la crisis del euro lleva a su desintegración y esperando el ascenso en régimen del presupuesto europeo (cf. infra), establecer un régime monetario intraeuropeo (moneda común tipo “bancor”) que organice la reabsorción de los desequilibrios de los balances comerciales en el seno de Europa.
FALSA EVIDENCIA N°10: LA CRISIS GRIEGA HA PERMITIDO FINALMENTE AVANZAR HACIA UN GOBIERNO ECONÓMICO Y UNA VERDADERA SOLIDARIDAD EUROPEA
A partir de mediados de 2009 los mercados financieros empezaron a contar con las deudas de los países europeos. Globalmente la fuerte subida de las deudas y de los déficits públicos a escala mundial no ha provocado (todavía) subidas de las tasas largas: los operadores financieros consideran que los bancos centrales mantendrán mucho tiempo las tasas monetarias reales a un nivel próximo de cero y que no hay riesgo de inflación ni de falta [de pago] de un gran país. Pero los especuladores han percibido los fallos de la organización de la zona euro. Mientras que los gobiernos de los demás países desarrollados siempre pueden ser financiados por su Banco Central, los países de la zona euro han renunciado a esta posibilidad y dependen totalmente de los mercados financieros para sus déficits. Por ello se ha podido desencadena la especulación sobre los países más frágiles de la zona: Grecia, España e Irlanda.
Las instancias europeas y los gobiernos han tardado en reaccionar al no querer dar la impresión de que los países miembro tenían derecho a un apoyo ilimitado de sus socios y querer sancionar a Grecia, culpable de haber ocultado (con ayuda de Goldman Sachs) la magnitud de sus déficits. Con todo, en mayo de 2010 el BCE y los países miembro tuvieron que crear urgentemente un Fondo de Estabilización para indicar a los mercados que aportarían este apoyo sin límites a los países amenazados. En contrapartida estos han tenido que anunciar unos programas de austeridad presupuestaria sin precedentes que los van a condenar a un retroceso de la actividad a corto plazo y a un largo periodo de recesión. Bajo la presión del FMI y de la Comisión Europea Grecia debe privatizar sus servicios públicos y España flexibilizar su mercado laboral. Del mismo modo, Francia y Alemania, que no están afectadas por la especulación, han anunciado medidas restrictivas.
Sin embargo, la demanda no es en modo alguno excesiva en Europa. La situación de las finanzas públicas es mejor que la de Estados Unidos o de Gran Bretaña, lo que deja márgenes de maniobra presupuestaria. Hay que reabsorber los desequilibrios de manera coordinada: los países excedentarios del norte y del centro de Europa deben llevar a cabo políticas expansionistas (amento de los salarios, de los gastos sociales …) para compensar las políticas restrictivas de los países del sur. Globalmente la política presupuestaria no debe ser restrictiva en la zona euro mientras que la economía no se acerque al pleno empleo a una velocidad satisfactoria.
Pero, por desgracia, hoy se han reafirmado los partidarios de las políticas presupuestarias automáticas y restrictivas en Europa. La crisis griega permite hacer olvidar los orígenes de la crisis financiera. Quienes han aceptado apoyar financieramente a los países del sur quieren imponer en contrapartida un Pacto de Estabilidad.
La Comisión Europea y Alemania quieren imponer a todos los países miembro que inscriban en su Constitución el objetivo del presupuesto equilibrado, hacer que unos comités de expertos independientes vigilen la política presupuestaria. La Comisión quiere imponer a los países una larga cura de austeridad para volver a una deuda pública inferior al 60% del PIB. Si hay un avance hacia un gobierno económico es hacia un gobierno que en vez de aflojar el torno de las finanzas va a imponer la austeridad y profundizar las “reformas” estructurales en detrimento de las solidaridades sociales en cada país y entre los países.
La crisis ofrece a las elites financieras y a las tecnocracias europeas la tentación de establecer la “estrategia del choque” aprovechando la crisis para radicalizar la agenda neoliberal. Pero esta política tiene pocas posibilidades de éxito:
La disminución de los gastos públicos va a comprometer el esfuerzo necesario a escala europea para mantener los gastos del futuro (investigación, educación, política familiar), para ayudar a la industria europea a mantenerse y a invertir en los sectores del futuro (economía verde).
La crisis va a permitir imponer fuertes reducciones de los gastos sociales, objetivo incansablemente buscado por los paladines del neoliberalismo, a riesgo de comprometer la cohesión social, de reducir la demanda efectiva, de empujar a los hogares a ahorrar para su jubilación y su salud en las instituciones financieras, responsables de la crisis.
Los gobiernos y las instancias europea se niegan a organizar la armonización fiscal que permitiría la subida necesaria de los impuestos en el sector financiero, en los patrimonios importantes y en los ingresos altos.
Los países europeos instauran duraderamente unas políticas presupuestarias restrictivas que van a pesar enormemente sobre el crecimiento. Van a descender las recaudaciones fiscales. Los sueldos públicos apenas mejorarán, las ratios de deuda se degradarán, no se tranquilizará a los mercados.
Debido a la diversidad de sus culturas políticas y sociales los países europeos no han podido plegarse todos a la disciplina de hierro impuesta por el Tratado de Maastricht; no se plegarán todos al reforzamiento de éste que se está organizando actualmente. El riesgo de activar una dinámica generalizada de repliegue sobre sí mismo es real.
Para avanzar hacia un verdadero gobierno económico y una solidaridad europea proponemos debatir dos medidas:
Medida n°21: desarrollar una fiscalidad europea (tasa carbono, impuesto sobre los beneficios, …) y un verdadero presupuesto europeo para ayudar a la convergencia de las economías y tender a una igualación de las condiciones de acceso a los servicios públicos y sociales en los diversos Estados miembro sobre la base de las mejores prácticas.
Medida n°22: lanzar un vasto plan europeo, financiado por suscripción pública a tasas de interés débil pero garantizado y/o por medio de creación monetaria del BCE para emprender la reconversión ecológica de la economía europea.
CONCLUSIÓN
DEBATIR LA POLÍTICA ECONÓMICA,
TRAZAR CAMINOS PARA REFUNDAR LA UNIÓN EUROPEA
Desde hace tres décadas Europa se ha construido sobre una base tecnocrática que excluye a las poblaciones del debate de política económica. Se debe abandonar la doctrina neoliberal que descansa sobre la hipótesis hoy indefendible de la eficiencia de los mercados financieros. Hay que volver a abrir el espacio de las políticas posibles y debatir propuestas alternativas y coherentes que limiten el poder de las finanzas y organicen la armonización en el progreso de los sistemas económicos y sociales europeos. Esto supone la mutualización de importantes recursos presupuestarios, obtenidos por medio del desarrollo de una fiscalidad europea fuertemente redistributiva. También hay que liberar a los mercados del cerco de los mercados financieros.
Solamente así el proyecto de construcción europea podrá esperar recuperar una legitimidad popular y democrática de la que hoy carece.
Evidentemente, no es realista esperar que 27 países decidan al mismo tiempo operar semejante ruptura en el método y los objetivos de la construcción europea. La Comunidad Económica Europea comenzó con seis países: también la refundación de la Unión Europea pasará al principio por un acuerdo entre algunos países deseosos de explorar unas vías alternativas. A medida que se hagan evidentes las consecuencias desastrosas de las políticas adoptadas hoy, aumentará por toda Europa el debate sobre las alternativas. Luchas sociales y cambios políticos intervendrán a ritmo diferente según los países. Unos gobiernos nacionales tomarán decisiones innovadoras.
 Quienes lo deseen deberán adoptar unas cooperaciones reforzadas para adoptar medidas audaces en materia de regulación financiera, de política fiscal o social. Por medio de unas propuestas concretas tenderán la mano a los demás pueblos para que se unan al movimiento.
Por ello nos parece importante esbozar y debatir ahora las grandes líneas de políticas económicas alternativas que harán posible esta refundación de la construcción europea.

Entrevista a Dambisa Moyo: ¿Por qué se debe detener la ayuda a África?

 

24/07/2009 -

Entrevista con Dambisa Moyo (National Post).

Dambisa Moyo, nacida en Zambia pero educada en Oxford y Harvard, era una cara de mujer negra poco común en el mundo de las altas finanzas. Ahora, tras la publicación de su libro, Dead Aid, se ha convertido en una voz poco común, fuerte y elocuente que aboga a favor de detener las ayudas económicas para África, como la mejor manera de ayudar al problemático continente. Una idea que contradice a las campañas de las grandes estrellas del rock, a los políticos de occidente y a las asociaciones de intelectuales de golpe. Durante su viaje a Canadá para participar en un expectante debate con Stephen Lewis y otros en el Munk Debate on Foreign Aid, habló con el National Post sobre las ideas y los inconvenientes de oponerse a la ortodoxia de la ayuda internacional externa.

Pregunta: ¿Qué tiene de malo que las naciones ricas compartan sus riquezas con las naciones pobres con el fin de ayudarlas para que afronten sus propios problemas?

Respuesta: No ha habido nunca un país en el mundo que haya alcanzado un crecimiento constante y haya reducido la pobreza de manera significativa con las herramientas de la ayuda internacional externa. Simplemente, no ha ocurrido jamás. Por eso, seguimos impulsando una estrategia sin muestras evidentes de haber funcionado en alguna parte del mundo. Y lo que sí tenemos son años que prueban que la estrategia de ayuda no funciona.

No es más que un incentivo. Debemos, pues, hacernos la siguiente pregunta: ¿Acaso los gobiernos africanos están incentivados para hacer lo que los gobiernos del resto del mundo esperan que hagan, es decir, distribuir bienes públicos como educación, sanidad, infraestructuras y seguridad? Desafortunadamente, el sistema de ayuda lo que ha hecho ha sido permitir que los gobiernos africanos abdiquen de sus responsabilidades… De tal manera que hasta que los gobiernos africanos no vivan o mueran dependiendo de la creación de empleo y de la distribución de bienes a los africanos y no solamente se dediquen a recibir el dinero de ayudas, seguiremos viendo una situación en la que el sector privado no se ha desarrollado y los africanos no tienen oportunidades laborales.

Los miles de millones de euros que van de gobierno a gobierno…hacen que los gobiernos africanos se hagan vagos en lugar de hacer lo que deberían. También la corrupción del petróleo, las guerras civiles por los bidones de petróleo, la inflación, la carga de la deuda, etcétera.

P: ¿Cuál es para usted la mejor solución?

R: Es una mezcla entre comercio, inversiones extranjeras directas, mercados capitales, bonos del mercado, remesas y micro finanzas. Básicamente consiste en fomentar una fuerte inversión en el sector privado hacia esas economías para lograr una creación de empleo. El problema principal con el modelo de ayudas es que no se crean puestos de trabajo para los africanos. Es una solución de ayuda de manera conjunta. Más del 60% de la población de África es menor de 24 años. Esta gente necesita trabajo o tendremos un continente de piratas o de gente joven sin oportunidades. Es de una vital importancia que la gente entienda que los africanos quieren lo mismo que quieren los occidentales.

P: Con el fin de conseguir dinero para ayudar, las fundaciones y agencias de ayuda a menudo utilizan los anuncios televisivos en los cuales se puede ver a gente pobre en zonas completamente destruidas. Es muy difícil que esto pueda inspirar la confianza en que una fundación privada pueda ser rentable como inversión económica.

R: Estoy totalmente de acuerdo y ese es uno de los principales problemas con la cultura del famoseo. El enfoque es muy negativo. En mi libro los llamo los cuatro jinetes del apocalipsis africano. Quieren centrarse en la guerra, las enfermedades, la pobreza y la corrupción. Conocí a una mujer africana en Kenia que decía que es muy difícil criar a un adolescente en cualquier lugar del mundo, pero que criar a un adolescente para que sea un ingeniero o un doctor o para que contribuya a la sociedad global cuando te están diciendo constantemente que eres pobre, ineficaz y que necesitas ayuda de la caridad... Esta no es la fórmula del éxito. Es indignante ver a los famosos, en términos generales, usar sus plataformas para contar básicamente una historia negativa. Esto jamás animará a nadie para que invierta en África.

P: Así que usted recomienda cerrar el grifo. ¿Cuándo, cómo y cuánto se deberían cerrar?

R: Le agradezco que me haga esa pregunta porque he sido completamente tergiversada y, debo decir, creo que deliberadamente distorsionada, sobre todo por la comunidad de ONG. En mi libro doy un ejemplo de cinco años. Sin sentido, las ONG han saltado diciendo que yo sugiero que la ayuda debe ser interrumpida de inmediato o, en el peor de los casos, en cinco años. No estoy diciendo eso. Lo que digo es que necesitamos una estrategia de salida. Puede que la ayuda sólo funcione cuando sepamos que el grifo se cerrará en algún momento. Necesitamos un plan de retirada de la ayuda para asegurarnos de que los gobiernos africanos puedan subsistir sin ayudas. Además, he dicho que los países tienen distintos niveles de desarrollo económico. Mi país de nacimiento, Zambia, está en un nivel muy distinto al de, por ejemplo, Ghana, o Kenia o Somalia. No se puede tener una única estrategia de salida para todos estos países.

P: Se ha hecho mucho en los medios de comunicación oponiendo sus ideas en contra de los famosos, músicos como Bob Geldof y Bono de U2. Hace poco, vimos a Bono sentándose con nuestro primer ministro [el de Canadá] y consiguiendo la promesa de aumentar el gasto de nuestro país para África. ¿Cuál es su postura sobre las acciones que emprenden las estrellas de Rock?

R: Ellos se han convertido en las caras de África de facto. El hecho de que se les vea a nivel global como la gente que define las agendas políticas, que acuden a las cumbres del G8 y del G20, es completamente absurda. Es ridícula particularmente porque creo que el sistema de ayudas ha hecho vagos a muchos gobernantes africanos que han creado una aspiradora en la que todo el mundo –en este caso los famosos- piense que es correcto meterse y empezar a proponer políticas para África.

Nosotros, como africanos y como una sociedad global, deberíamos querer oír de los gobiernos africanos cuál es su plan, cuál es su estrategia. Yo no quiero oír lo que los famosos piensan que deberíamos hacer los africanos así como un canadiense no querría oír lo que opina Michael Jackson sobre la crisis crediticia.

P: No todos los lectores del National Post son políticos por lo que, a modo personal, si alguien en Canadá se sintiera conmovido por la situación de África y quisiera ayudar ¿qué le recomendaría que hiciera?

R: Deberíamos preguntar a nuestros políticos sobre lo que están haciendo…Después de un trillón de dólares en ayudas durante 60 años la situación empeora, resulta totalmente inverosímil. Eso es un rendimiento de inversión muy pobre y nos preguntaríamos esto mismo sobre cualquier otra cosa, sobre cualquier política de negocios en Occidente…

Tengo muchas esperanzas en que si hay una cosa que hace el libro es la de dar permiso para hacer las preguntas duras. Alguien me dijo la semana pasada que uno de los problemas para una persona nacida en Occidente es que si alguien empieza a cuestionar el modelo de ayudas, se les tacha de racistas o se les categoriza como insensibles o sin corazón; y creo que no es justo. Además, hay una página web, http://www.kiva.org, en donde puedes prestar una pequeña cantidad como 25 dólares para ayudar a los empresarios en los países en vías de desarrollo.

P: Su libro se ha convertido en un bestseller del New York Times; la revista TIME la incluyó entre una de las 100 personas más influyentes del mundo; y, sin embargo, hay muchas objeciones a sus ideas. ¿A quién no le está gustando lo que usted dice?

R: El retroceso tiende a venir de un grupo minoritario de Occidente. Las ONG. Algunas ONG, en lugar de debatir sobre esto, prefieren tacharme de maniaca genocida o intentan dar golpes bajos y hacer ataques personales… Entiendo que están muy interesados en mantener el status quo porque es donde tienen su trabajo.

P: Hablando de gente que puede no estar de acuerdo con usted, en Toronto usted debatirá sus ideas con, entre otros, Stephen Lewis, un conocido y apasionado canadiense que aboga por la ayuda africana. ¿Cree que la teoría del Sr. Lewis difiere de alguna manera de la de Bob Geldof o Bono?

R: En términos generales es lo mismo, recolectar dinero para África usando lo que yo llamo una plataforma negativa. Todo lo que digo es que sus intervenciones no afrontan los problemas fundamentales en África.

P: El Sr. Lewis puede hacer aflorar alguna lágrima casi de cualquier ojo cuando habla de los problemas en África. ¿Está nerviosa por enfrentarse a él en un debate público?

R: No, porque hablo desde el corazón. Hablo desde una persona nacida y criada en África. Me rompe el corazón que la gente siga imponiendo un modelo de desarrollo económico que no funciona, aún sabiendo que no funciona. Por eso, creo que el Sr. Lewis aprovecharía mejor el tiempo si realmente hiciera campaña para lograr cosas que puedan de manera considerable hacer mella en la pobreza en todo el continente africano, en lugar de insistir en una estrategia que, en otros 50 años…sus hijos y los hijos de sus hijos seguirán pagando para que mis hijos y los hijos de mis hijos vayan al colegio o tengan acceso a la sanidad. Lo que es completamente ridículo y no es una solución a largo plazo.

 

 

 

 

Fuente original: National Post, de Canadá. Enviado a AU Monitor por Yves Niyiragira

 

 

Publicado en AU Monitor, el 9 de junio de 2009.


Un partido musulmán

Sin ánimo de generalizar, ya que caeríamos en un grave error, lo cierto es que hay que ser conscientes de algún que otro hecho verídico en relación a la implantación del islam en Occidente. La poca integración de la actual inmigración musulmana en Alemania, comparada con la buena integración de la que emigró en los años setenta, es buena muestra de que algo está cambiando. Viene esto a raíz de la creación de un partido musulmán en España, que quiere presentarse a las elecciones municipales.

Como población por debajo del 2%, está vista como una minoría amante de la paz, y no como una amenaza hacia los demás ciudadanos. Según los expertos, cuando alcanza entre el 2% y el 5%, los musulmanes comienzan con el proselitismo entre otras minorías étnicas, a menudo con reclutamientos considerables en cárceles y entre las bandas callejeras, como está ocurriendo en Dinamarca, 2%; Alemania, 3,7%; Reino Unido, 2,7%; o España: 4% de musulmanes.

A partir del 5% de población musulmana, estos ejercen una influencia desorbitada con respecto al porcentaje de población que representan, insistiendo en la introducción de los alimentos halal (limpios de acuerdo a los preceptos islámicos) y las presiones sobre las cadenas de supermercados para que muestren alimentos halal en sus estanterías. Esto está ocurriendo en Francia, 8%; Suecia, 5%; o Suiza, 4,3% de musulmanes.

Llegados a este punto, trabajarán para que la autoridad les permita que ellos mismos se regulen bajo la sharia, la ley islámica. Según va creciendo su población en cada país, intentarán establecer la sharia generalizada, lo que consiguen a partir de ser más del 50% de la población.

Los buenos musulmanes, que los hay y muchos, son presionados y radicalizados por sus imanes, que penetran en sus barrios y en sus casas para controlar sus vidas y las de sus hijos, que son los que más les interesan. Me temo que esta es la realidad.

*Santiago Velo de Antelo es director de la revista ‘Diplomacia’.


Fonte:La Gaceta


Cidades europeas contra a islamización.

Carta “Ciudades Contra la Islamización”

http://www.citiesagainstislamisation.com/Es/2/

Las organizaciones participantes fundan con esta carta una alianza urbana “Ciudades contra la Islamización”.
Comprobaciones


“Ciudades contra la Islamización “ comprueba que el mundo occidental por lo general y Europa en particular, se han deshecho desde el Renacimiento de los dogmas religiosos y de las normas consecutivas y los han sustituido por normas y leyes basados en una multitud de fuentes como: la antigüedad, las valores Judías-cristianas, el humanismo, la ideas de la Ilustración, el nacionalismo, el liberalismo….


Ahora como consecuencia de esta evolución, nuestra civilización está marcada por el respeto de los derechos fundamentales y las libertades . Esta civilización ahora está basada en normas como: la separación de la iglesia y del estado, la democracia, la libertad de expresión , la igualdad entre hombres y mujeres.


Por otra parte las ciudades de Europa del oeste han sido confrontadas en el inicio del siglo veintiuno, a causa de una política de imigración demasiado permisiva de la parte de las autoridades, con grandes minoridades islamitas en su población, que no están integradas y que se concentran en las afueras superpopladas.


“Ciudades contra la Islamización” constata que el Islam, más que otra religión, está basado en la Sharia (legislación islamita basada en el Corán y “hadith”) y la Uma (entidad religiosa islamita ), que se oponen diametralmente a la totalidad de las normas y valores europeos.


“Ciudades contra la Islamización” comprueba que una parte de estos musulmanes ponen las” leyes teologales del Islam” encima de las leyes civiles.Existe en la población musulmana tendencia de radicalización que se expresa en una creciente hostilidad frente a nuestra civilización occidental y frente a los valores que son el fundamento de nuestra civilización.


Mezquitas funcionan como catalizadores para la islamización de barrios , dado que ellas ponen el énfasis , como autoridad central, en la vivencia estricta del islam, con lo cual forman un freno para la integración de las minoridades musulmanes.


Puntos de Partida


“Ciudades contra la Islamización” se opone a la ideología multicultural que llevará a que los musulmanes residentes en nuestro país, cada vez más, puedan vivir sus propios valores religiosos en la vida pública, que conduce de facto a la institucionalización de esta religión.


“Ciudades contra la Islamización” se opone a la institucionalización del Islam, al reconocimiento de las mezquitas,a la política de subvenciones de las organizaciones islamitas,a escuelas coránicas y mezquitas,a subvenciones de los imanes etc.


La institucionalización del islam conduce a la creación de grupos ideológicos que refrenan la integración de la comunidad musulmana.


“Ciudades contra la Islamización” se opone a la indulgencia del gobierno frente al islam, lo cual llevará a que los valores y normas occidentales quedarán relegados a favor de las costumbres islamitas, tradiciones y valores que no son compatibles con nuestras normas y modo de vida occidentales.


“Ciudades contra la Islamización” opina que sea garantizada la profesión individual y libre de la religión de manera permanente, también respecto al islam. La libertad del culto no puede ser un salvoconducto para la generalización o la introducción de usos discriminatorios o antidemocráticas.”Ciudades contra la Islamización”se opone también con énfasis contra la instauración de la sharia en substitución de las reglas jurídicas europeas.


Iniciativas


La islamización no es un problema local. Pues se trata de un fenómeno que se presenta en casi todos los paises y ciudades de Europa del oeste. El incremento demográfico rápido de la población musulmana en el Oeste amenaza tener dentro de algunas décadas como resultado que muchas de las ciudades europeas quedarán confrontadas con majoridades islamitas.

Por esa razón, las organizaciones participantes toman mutuamente el compromiso para adaptar sus iniciativas en la lucha contra la islamización, mobilizarse y intercambiar informaciones, con el fin de luchar de una manera coordinada y bien informada , contra la islamización de las ciudades de Europa del oeste.

http://www.citiesagainstislamisation.com/Es/2/


Islandia sae da recesión

   A nova e importante, Islandia foi o unico pais que rexeitou por referendum todalas medidas propostas polo FMI, que procesou o primeiro ministro e meteu na cadea os presidentes dos principais bancos que quebraron.

A lóxica e a xustiza dan resultados.

Islandia sale de la recesión ( El Periódico Mediterráneo - 08/12/2010 )

 


O dia 15 apagón contra as electricas...

 

ENDESA y FENOSA CELEBRAN LA SUBIDA DE PRECIOS DEL 11%

VAMOS A PASAR DEL CABREO A LOS HECHOS.

 


 APAGÓN GENERAL DÍA 15 DE FEBRERO
 

El DÍA 15 DE FEBRERO DÍA DEL   CONSUMIDOR, apagón general de electricidad en   los hogares españoles a las 22 horas en señal de protesta por la subida abusiva que ENDESA, IBERDROLA y FENOSA han llevado a cabo en sus tarifas eléctricas.

 

¡PON UNA ALARMA EN TU MÓVIL, HAZ UNA CRUZ EN EL CALENDARIO, AHORA DESPUÉS SE TE VA A OLVIDAR!

  La única forma que tenemos de luchar los consumidores contra estas
  practicas abusivas, es con medidas como esta por eso os convocamos a
  seguir esta iniciativa Que comenzara
a las 22 horas y durara 30 minutos.
 
CON SOLO
30 MINUTOS APAGANDO TODAS LAS BOMBILLASCOCINAS ELÉCTRICAS Y TODO LO QUE SE PUEDA,  A  EXCEPCIÓN DE UNA DE ELLAS PARA VER,  HAREMOS UN HUECO EN SUS ARCAS, Y TENDRÁN QUE DETENER SUS TRANSFORMADORES, ASÍ  SE ACORDARÁN DE  TODOS A LOS QUE NOS ESTÁN ESTÁN ROBANDO!!!
 
 
 
!!!! OS ROGAMOS QUE LO HAGÁIS
  PASAR AL MAYOR NUMERO DE CORREOS
  ELECTRÓNICOS, UTILIZAD CCO (con copia oculta)!!!!!......

 

Si no somos capaces de desenchufarnos media hora para así devolverles la bofetada a quienes nos están asfixiando, tal vez es que entonces tenemos lo que nos merecemos.


Dejad que quiebren....

Artigo publicado no diario El Mundo. Estamos fartos de que o governo  roube-nos e  retalle-nos direitos, se nós non provocamos a crise que a pague quen provocou-na. Islandia de novo un exemplo:

Dejad que quiebren

 


HISTÓRICO RESULTADO DO PARTIDO IDENTITARIO CATALÁN: MÁIS DE 75.000 CATALÁNS CONFIAN NA PLATAFORMA PER CATALUNYA

20101202135757-28n-005-336.jpg

 

A pesar do inexpugnável cerco mediático e da apropiación da súa mensaxe eleitoral por outra forza política, o partido identitario Plataforma per Catalunya liderado por Josep Anglada  conqueriu un importantísimo avance eleitoral colleitando arredor de 75.300 votos (2,42%) ,  penetrando eleitoralmente  en todos os rincóns de Cataluña-obtendo un 4% na demarcación de Barcelona e superando a partidos parlamentarios como ERC, CS o SI en importantes povoacións- e consolidándose como  partido identitario de referencia  con posibilidades de manter unha acción política real.
A formación identitaria , que en 3 anos sextuplicou os seus votos, ficou as portas de entrar no Parlament a só seis décimas de conquerir representación eleitoral- En Tarragona ficou a 400 votos do escano-, e a pesar de que cando aínda non se tiña escrutado o 40% dos votos, chegou a contar virtualmente con 3 escanos, cadeiras que perdéronse no beneficio de duas formacións con moitísimo máis apoio e pulos mediáticos, o que dá ideia do apoio recibido  nalgúns lugares da xeografía catalana.
É significativo apontar que PxC é o partido non parlamentar có maior número de votos, duplicando os conqueridos polo seguinte partido máis votado. Cós apoios conqueridos, PxC podería obter para as vindeiras eleccións municipais representación na maioría das localidades importantes de Cataluña e chegar doadamente à centena de concellais.
Durante toda a noite eleitoral,  podeuse ver, en virtude ás significativas porcentaxes obtidas na maioría das povoacións catalanas, as siglas de PxC aparescendo en todos os meíos televisivos devido a que  en numerosos lugares sobrepasaban o 5%, siglas, por certo, que tíñan silenciado totalmente os mesmos meíos ao longo de toda a campaña eleitoral.
Trata-se do maior éxito conquerido até o momento por parte dun partido identitario en España, a enorme distancia dos apoios conqueridos por calquera outra formación destas características. Unha forte irrupción identitaria na política deste país que abre as portas à esperanza e a novas posibilidades de cara a vindeiros comicios.´

 


ACTO ELECTORAL DE PLATAFORMA PER CATALUNYA EN BARCELONA ANTE UN MILLAR DE ASISTENTES Y CON LA PRESENCIA DE STRACHE Y DEWINTER

 

O valeiro informativo sobre as posibilidades electorais de PxC, é patente, mais sempre algúns pseudo-profetas da progresía apontan determinadas posibilidades desta formación política amiga.

Onte no diario El Mundo, citábase à PxC, con intención de voto oculto e no diario EL PAIS podíamos ler as seguintes reflexións fai poucos días: 
Nova tirada de AREA IDENTITARIA
Sin ningún eco informativo por parte de los principales medios de comunicación, alrededor de un millar de personas acudieron al acto central de la formación identitaria Plataforma per Catalunya de las elecciones autonómicas catalanas. El acto contó con la intervención de los líderes identitarios europeos Filip Dewinter, presidente y representante parlamentario del Vlaams Belang y Heinz Christian Strache, dirigente del FPO (Partido de la Libertad de Austria), segunda fuerza más votada en las pasadas elecciones de Viena y uno de los partidos más importantes de dicho país quienes mostraron su apoyo sin fisuras al proyecto de defensa de la identidad europea en Cataluña que representa Plataforma per Catalunya.
Tras la intervención del vicepresidente del partido August Armengol, con un discurso especialmente duro hacia la gestión política y económica del Tripartit, participó Filip Dewinter que afirmó que “Josep Anglada y PxC son la auténtica esperanza del movimiento identitario europeo en Catalunya y en España, por eso estamos aquí apoyándole, porque todos juntos formamos un movimiento de resistencia europea contra la inmigración masiva y la islamización de Europa”. Strache, presidente del FPO, en un discurso directo y claro,  dijo entre otras cosas que “nuestro amigo Josep Anglada va a llegar al Parlament catalán y lo va a hacer por la puerta grande porque PxC y FPÖ compartimos un objetivo común: la preservación de la identidad histórica de los pueblos europeos, que está en cuestión a causa de la inmigració masiva y sin restricciones de personas de culturas ajenas y a la globalización nivelladora según el modelo norteamericano”. Y añadió “apostamos por una política familiar a favor de la natalidad que tenga como objetivo promover la riqueza de niños de las naciones europeas en la família tradicional” y para terminar “estamos con Josep Anglada en la defensa de valores fundamentales como el rechazo a esa política de inmigración fallida, oposición al islamismo y apoyo incondicional a la justicia social, en concordancia con nuestro ideal social y patriótico”.
Finalizó el acto Josep Anglada, candidato a la presidencia de la Generalitat por Plataforma per Catalunya, que afirmó que “el futuro de Catalunya, de España y de Europa dependerá de la fuerza con la que entre PxC en el Parlament el próximo día 28”  “los hombres y mujeres de PxC hemos demostrado con creces durante esta campaña y siempre, nuestra valentía, y no vamos a permitir que la comunidad musulmana nos imponga sus costumbres en nuestra propia tierra, la tierra que con tanto esfuerzo labraron nuestros antepasados mientras otros que van con siglos de retraso miraban a la Meca” agradeció la presencia y el apoyo incondicional, tanto de Strache como de Dewinter y les prometió que PxC trabajará codo a codo con ellos “vamos a conseguir que Europa tenga el partido identitario que se merece, fuerte, cohesionado y dispuesto a defender nuestras tradiciones y costumbres por encima de todo hasta el final, sin tapujos ni complejos”

Carta aberta a Alicia Sanchez Camacho

 
Carta abierta a Alicia Sánchez-Camacho 
 
Cuando ya parecía imposible avergonzarse un poco más de la clase política catalana, usted ha dado nuevas muestras que confirman que estamos gobernados por oportunistas sin escrúpulos. Usted es una oportunista que vendería a cualquiera por un solo voto. Y lo está demostrando suficientemente en esta campaña electoral.
Usted ha descubierto tardíamente la inmigración y, con la fe del converso, se ha olvidado de que fue su partido quien abrió las puertas en 1996 a la primera oleada de inmigración. Ha olvidado que durante años, el que fuera Ministro del Interior del gobierno Aznar, Mayor-Oreja, no hizo absolutamente nada para repatriar a los inmigrantes ilegales que iban entrando en catarata hasta el punto de que cuando ustedes abandonaron el poder, habían permitido asentarse a más de 2.250.000 de inmigrantes y a 800.000 ilegales.

Usted, señora Sánchez-Camacho, ha olvidado que el modelo económico español ideado por José María Aznar se basó en salarios bajos, acceso fácil al crédito, ladrillo e... inmigración masiva que permitía mantener los salarios bajos y dar la sensación de que el PIB aumentaba. Usted, ha olvidado que J.M. Aznar siguió negando hasta el 14-M que el aumento de la delincuencia o la violencia doméstica tuvieran algo que ver con el aumento de la inmigración.
Usted, olvida que desde 1998 existen huellas en Cataluña de que se practicaba entre determinadas comunidades africanas inmigrantes la ablación del clítoris. Y ni usted ni su partido dijeron absolutamente nada.
Usted, pide votos de protesta contra la inmigración ilegal y masiva, mientras que en Madrid o en Valencia, comunidades gobernadas por el PP, mendigan el voto de la inmigración e incluso en Valencia han llegado a pedir la ilegalización de las organizaciones antiinmigración. ¿Puede confiarse en un partido que afirma una cosa y su contraria?

Usted, señora Sánchez-Camacho desconoce por completo lo que supone la inmigración para las clases trabajadoras. Como muchos de su partido, conoce solamente a la inmigración por su asistenta, por su chófer o por su jardinero, pero usted no sabe lo que es competir con un inmigrante por un puesto de trabajo, usted ignora lo que es vivir en zonas de inmigración en las que cada vez hay menos autóctonos y más inmigrantes, usted ignora lo que es que sus hijos tengan que jugar en jardines y plazas controladas por bandas latinas o por delincuentes magrebíes. Usted no tiene ni siquiera idea de lo que implica la presencia masiva de inmigración en nuestro país.
Usted ignora que en la actualidad uno de cada cuatro ciudadanos de Cataluña son inmigrantes y que no hay absolutamente ninguna razón para que permanezcan aquí a la vista de las tasas de paro insoportables que castigan a nuestra comunidad. Ellos están en nuestro país sin que nadie les haya llamado, beneficiándose de nuestro sistema de asistencia social, mientras que nosotros sólo tenemos nuestra tierra. Y, créame, que la vamos a defender.
Su "contrato de integración" hubiera tenido sentido en 1999 cuando apenas existían en Catalunya menos de 150.000 inmigrantes, ¡pero no ahora cuando hay 1.250.000! ¿Usted cree que el 55% de la población de Salt -sin ir más lejos- de origen inmigrante tiene interés en integrarse? Si lo tuvieran ya lo habrían hecho. Más bien van a ser los catalanes de estas ciudades los que van a tener que integrarse en las comunidades inmigrantes ya mayoritarias en muchos puntos.
Su partido calló cuando se planteó en enero el tema del empadronamiento de inmigrantes: sus miles de concejales en toda España y, por supuesto, aquí en Cataluña, callaron. Solamente empezaron a recordar que había inmigrantes cuando se hizo patente que Plataforma per Catalunya podía sustraerles algunos votos. Y entonces se convirtieron bruscamente al anti-inmigracionismo. Ustedes empezaron a hablar de "burkas" (inexistentes en Cataluña), pero eludieron pronunciarse contra las "bandas latinas", contra la construcción de mezquitas y contra el hecho que venimos arrastrando prácticamente desde 2002: que la inmigración acapara la inmensa mayoría de becas de comedor, de ayudas sociales y de subsidios no contributivos. Y, señora Camacho, también existen pobres catalanes, gente que ha construido desde generaciones este país y que están en dificultades: ¿qué han hecho sus concejales en Cataluña y en el resto del Estado ante estos problemas? Se lo diré yo: no han hecho nada, han callado miserablemente. Y ahora, justamente en período electoral, usted nos viene con un discurso anti-inmigracionista, inédito en el PP, e incluso contrario al que enarbola su partido en el resto de España. Y eso es jugar sucio y engañar al electorado.
Su partido no salvaguarda a la sociedad catalana ante la oleada migratoria que ha desfigurado nuestra identidad, alterado nuestras constantes sociológicas y sembrado la inseguridad en todos los terrenos. La trayectoria de su partido desde 1996 dice todo lo contrario: el PP que abrió las puertas a la inmigración en 1996, es el mismo que ha callado -¡en los últimos 15 años!- mientras el problema iba fermentando. Y ahora usted nos viene con un "contrato"... Ahora lo que se precisan son medidas drásticas: contención de la inmigración, abolición de la regularización por arraigo, repatriación de los excedentes de inmigración como única solución para resolver el déficit público y poder aumentar los subsidios a nuestra gente, repatriación de los inmigrantes que se encuentren en paro de larga duración y, por supuesto, repatriación ya de quienes hayan cometido delitos en España. Déjese de mitos: la inmigración no se ha integrado en ningún lugar de Europa y no lo hará -no lo ha hecho- entre nosotros.
Nosotros, los catalanes y catalanas que formamos la candidatura Plataforma per Catalunya sostenemos desde hace diez años estas mismas posiciones. Por eso el voto a la PxC es el voto más seguro contra la inmigración ilegal y masiva. Para nosotros el problema de la inmigración no es un eslogan electoral: es la convicción de que debemos aplicar soluciones a uno de los grandes problemas de que tiene este país. Su partido tuvo 8 años para aplicar soluciones (de 1996 a 2004) y no lo hizo aun controlando el poder del Estado. Su partido ha tenido seis años para manifestar su oposición a la llegada masiva de inmigrantes desde la oposición: y ustedes han callado miserablemente. E igualmente, de manera miserable, intentan aprovechar el tema de la inmigración como mero eslogan de fortuna en estas elecciones.
Que los electores no se dejen engañar y que respondan a quienes intentan tomarles como idiotas y analfabetos. Usted, señora Sánchez-Camacho, intenta engañar a los electores. Le garantizo que habrá muchos que tendrán presente que votar a las listas de la Plataforma per Catalunya supone confiar en ciudadanos que no tienen nada que ver con la actual clase política que ha hecho de la mentira su mejor arma. El voto a la PxC es el voto más seguro contra la inmigración y usted no va a seguir engañando impunemente.
MYRIAM MUÑOZ ROMÁN
CANDIDATA PLATAFORMA PER CATALUNYA DE TARRAGONA

IDEGA APOIA A PXC

20101202113046-pxc.gif

IDENTIDADE GALEGA apoia e pide o voto nestas eleccións ao Parlamento de Cataluña ao partido PLATAFORMA PER CATALUNYA, liderado este por Josep Anglada.

 

Entendemos que o proxecto de Josep Anglada e o do seu partido, representan en Cataluña un proxecto viable e có éxito de acadar unha representación parlamentaria  nesta comunidade autónoma, que garanta a defensa da Identidade catalana i europea, fronte ao deterioro democrático e político, fronte à crise económica e social; todo elo agravado polo impacto da inmigración masiva que atura a sociedade catalana.

 

IDENTIDADE GALEGA, que ten vencellos de anos de amizade con Plataforma per Catalunya, aférese aos pulos dos outros partidos identitarios europeus que están a apoiar a PLATAFORMA PER CATALUNYA  


Carbón y solidaridad interterritorial..

  El gobierno socialista con el decreto de carbón pretende beneficiar a una comunidad autónoma, la del presidente del gobierno, perjudicando a otra: Galicia,donde el PSOE perdio las elecciones autonómicas.

 El carbón español es un sector fuertemente subvencionado y medioambientalmente negativo, pero el carbón español es un caladero de votos para el PSOE.

 En Galicia se cifran en mas de 2000 los empleos que se perderan si Zapatero sigue pensando solo en sus votos y no en los intereses generales.

 Los astilleros ferrolanos siguen sin ser autorizados a construir barcos por parte de la UE, como pago para que el gobierno español se librara de tener que devolver subvenciones a la UE que habia otorgado ilegalmente el gobierno español......

 

 

 


O DECRETO DO CARBON SUPONDRA MAIS DE 2000 PARADOS EN GALICIA

ZAPATERO PRETENDE MANTER OS VOTOS SUBVENCIONADOS DOS MINEIROS LEONESES E CASTIGAR A GALICIA DE NOVO, COMO CON TEMAS COMO LEITE, CONSTRUCCION NAVAL ETC..ETC..

Xornal de Galicia
16-07-2010 23:39

Galicia pierde con el decreto del carbón

   Non entendes unha palabra? Faille dobre clic
0 Comentarios Print Email Aumentar Disminuir
Sin interésPoco interesanteDe interésMuy interesanteImprescindible 0 voto/s

El Gobierno dio luz verde en febrero al conocido como decreto del carbón –Real Decreto de Restriciones por Garantía del Suministro– que permite que se vuelva a quemar carbón nacional. La aprobación de este decreto supone para las comarcas mineras que el sector del carbón se reactive acabando con la incertidumbre generada a raíz de la caída de la demanda energética. Así, la normativa prima a las centrales térmicas para que consuman carbón nacional en detrimento de las que queman carbón de importación. Por este motivo, el decreto es un balón de oxígeno para León y Asturias pero no para Galicia. El BNG fue desde el principio crítico con el decreto por este motivo ya que, a su entender, el Ejecutivo central intenta mantener ayudas a la minería y a las industrias extractivas a pesar de estar condenando otras zonas, como Galicia.

De esta forma, la decisión de priorizar el carbón nacional puede afectar gravemente a la actividad económica de las centrales térmicas gallegas, situadas en Meirama (Cerceda) y As Pontes. Estas centrales apostaron por la utilización de carbón importado debido al progresivo agotamiento de la materia prima próxima a las centrales, debido a las menores emisiones que produce el uso de carbón de importación y sus menores costes económicos. Ahora ambas centrales ven su actividad futura amenazada después de realizar grandes inversiones para adaptar sus instalaciones, lo que podría tener un impacto grave en las dos comarcas. Desde el ayuntamiento de Cerceda estiman que si la planta de Meirama echa el cerrojo, municipio y comarca podrían dejar de percibir unos 20,3 millones de euros al año y se perderían de la orden de 950 puestos de trabajo, entre directos e indirectos. Entre las dos empresas el número de despidos llegaría incluso a los 2.000.

Este año está siendo especialmente duro para las dos compañías. La térmica de Endesa –As Pontes– paró en abril durante dos semanas por primera vez en su historia y la de Gas Natural Fenosa –Meirama– solo ha funcionado 15 días en lo que va de año por la caída de la demanda eléctrica y el mayor auge de las renovables.

La prima al carbón nacional, pendiente de entrar en vigor, puede suponer un fuerte golpe para las dos comarcas. Pero también afecta a otras cuestiones, ya la Administración estima que la disminución de la actividad económica propiciará que se dejen de ingresar unos 20 millones de euros en los puertos de A Coruña y Ferrol.

La asesoría jurídica de la Xunta recurrirá ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea y ante el Tribunal Supremo la modificación del real decreto si el Gobierno central lo aprueba. La Xunta ha decidido actuar ahora, a pesar de haber podido hacerlo con anterioridad en la Comisión Nacional de Energía. Por eso el BNG critica que llegan tarde.

Pero lo importante ahora es que los tres partidos gallegos se pongan de acuerdo para demandar que el decreto del carbón garantice la continuidad de las centrales térmicas gallegas. Tampoco estaría de más que el Gobierno de Rodríguez Zapatero defienda también los intereses de Galicia, para que esto no se convierta “nun novo Astano”

FONTE XORNAL


Gadafi pide 5.000 millones de euros a la UE para evitar una

Roma, 31 ago (EFE).- El líder libio, Muamar al Gadafi, abandonó hoy Italia en medio de la polémica levantada tras su petición de 5.000 millones de euros anuales a la Unión Europea (UE) para combatir a la inmigración ilegal proveniente de África y evitar así una "Europa negra".

Gadafi, que llegó a Roma el pasado sábado para celebrar el segundo aniversario del Tratado de Amistad firmado con Italia, subrayó el papel de Libia como "puerta" de entrada de la "inmigración no deseada" a Europa y pidió la ayuda de la UE para "luchar juntos y afrontar este desafío".

Así, aseguró que es necesario sustentar un ejército que "combata y acabe con la inmigración" y pidió a la Unión Europea 5.000 millones de euros, ya que de otro modo, advirtió, "Europa podría convertirse en África, podría pasar a ser negra".

Las palabras de Gadafi levantaron numerosas críticas en Italia, entre ellas las del partido opositor Italia de los Valores (IDV), cuya diputada Silvana Mura consideró que el líder libio pide el "pizzo" -como se conoce en Italia al impuesto mafioso- a Europa si no quiere ser objeto de una "inmigración salvaje".

Su colega de partido y eurodiputado Luigi de Magistris se preguntó para qué servirían los fondos solicitados a la UE y comentó: "Quizá para subvencionar las masacres de inmigrantes que, expulsados en masa, son llevados a los campos de concentración libios".

Por otro lado, Angelo Bonelli, líder del partido de los Verdes, lamentó que Gadafi utilice "el drama de los inmigrantes, su vida y su sangre para regatear y chantajear a la Unión Europea".

Las polémicas levantadas por la petición de 5.000 millones de euros a la UE se suman a las que se originaron por los seminarios impartidos por Gadafi durante su estancia en Roma sobre el Corán y para difundir el Islám.

 





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next