Representantes de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) se han reunido con directivos de las Cámaras de Comercio de La Coruña, Santiago y Vigo para trasladarles datos "profesionales y rigurosos" --de Aena y Eurostar-- que, según aseguran, demuestran que la liberalización de torres provocará "mayores demoras", un "probable colapso" del sistema aeroportuario en 2012 y un incremento de hasta 30 euros por billete.

Así lo ha destacado este viernes el portavoz nacional de USCA, Javier Zanón, en declaraciones a los medios de comunicación tras el encuentro, que estuvo precedido por una entrevista, el jueves, con miembros del Partido Popular de Galicia (PPdeG) y del Bloque Nacionalista Galego (BNG) y de contactos con agentes del sector turístico de Canarias, Baleares y Valencia.

"Lo que hacemos es informar de cuáles pueden ser las consecuencias para que, por lo menos, los agentes interesados se sienten a reflexionar y puedan exigir al Ministerio de Fomento y a Aena que den explicaciones de por qué --la liberalización-- se está haciendo con tanta prisa y tanta premura", ha aseverado Zanón preguntado por la posibilidad de dar marcha atrás al proceso.

El pasado 28 de septiembre, el Consejo de Administración de Aena Aeropuertos adjudicó a Ferronats --empresa creada por Ferrovial en alianza con la participada británica NATS-- el servicio de control de las torres de A Coruña y Vigo, en dos lotes que incluían a otros ocho aeropuertos.

El lote 3 se adjudicó a Saerco, la primera empresa privada en obtener la certificación de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, AESA, como proveedor de servicios de tránsito aéreo, que prestará el servicio en Lanzarote, Fuerteventura y La Palma.

AUMENTO DE LAS TASAS.

Zanón ha advertido que una de esas "probables" consecuencias será el incremento de "otras 28 tasas", al margen de una de ellas, de navegación, sobre la que "habla" el presidente de Aena porque se reducirá, ha dicho, "casi un 15 por ciento". Pero el representante del sindicato estima que esta disminución supondrá tan solo el abaratamiento de unos 58 céntimos por billete.

"Se está olvidando de que hay otras 28 tasas más que son las que han cambiado en un Real Decreto y a partir de ahora pasan a ser de Derecho Privado", ha incidido. Al respecto, calcula un incremento del 400 por ciento de dichas tasas, lo que, avisa, "puede significar entre 15 y 30 euros por billete".

El segundo efecto que, para USCA, tendrá la liberalización de las torres de control es "que probablemente el sistema de navegación aérea pueda colapsar para el año que viene si se lleva a cabo de esta manera tan rápida".

Esto se debe a que los controladores de torre "que han salido de la nueva hornada, si no se contratan inmediatamente para sacar a controladores que están ahora en las torres y poder llevarlos al centro de control --que es donde se generan las demoras-- pues probablemente el año que viene estemos hablando de mayores demoras", ha señalado.

"Ni estamos en contra de la privatización ni estamos en contra de la liberalización. Como sindicato en absoluto nos afecta, porque, por ley, la empresa que licita, y que sería el nuevo proveedor, está obligada a subrogarnos", ha explicado el representante de los controladores, que considera que "en principio no se modificarían" sus condiciones.

CRISIS DE DICIEMBRE DE 2010.

Cuestionado sobre la evolución del juicio a controladores por la crisis de diciembre de 2010, Javier Zanón ha informado de que el proceso "sigue estando en sede judicial" pero ha celebrado que "afortunadamente hay una situación que es nueva".

"Al estar imputados, podemos defendernos y presentar ingente documentación que va a demostrar que nosotros no tenemos nada que ver en ese asunto, y que hubo un cierre patronal como la copa de un pino que efectuaron Fomento y Aena", ha sentenciado.

Así, se ha mostrado convencido de que los trabajadores serán exculpados. "Naturalmente, así es", ha respondido interrogado por sus expectativas sobre que la sentencia sea favorable.

El pasado 15 de septiembre, el juez del Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago decidió suspender 'sine die' la declaración de los controladores aéreos de Lavacolla implicados en el caos aéreo del pasado mes de diciembre ante la aportación de nueva documentación por parte de la defensa, que debe ser revisada.

CÁMARA DE COMERCIO DE SANTIAGO.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio de Santiago, Jesús Asorey, ha señalado que, en base a la documentación aportada por USCA, avista el "riesgo" de que "aumentarán las demoras" y se producirán "costes desorbitados" en caso de que la liberalización de las torres vaya adelante.

Este aumento del coste "llevaría a la quiebra de las propias compañías", ha resaltado, por lo que concluye que "el problema es mucho más grave de lo que parece".

Aunque la torre de Lavacolla no ha sido incluida en el primer paquete, "el futuro tampoco está muy claro", ha opinado Asorey, por lo que ha apelado a la espera para "saber qué va a hacer" el nuevo Gobierno.

En este mismo ámbito, ha mostrado su rechazo a vender Aena "por cuatro duros" y ha valorado que el PSOE paralizase el proceso de privatización del organismo.

Al respecto, ha lanzado un mensaje al Partido Popular, que se ha mostrado también contrario a esta medida, al indicar que "en campaña" se sostienen cuestiones que, finalmente, no se aplican tras la cita electoral, al verse "obligados" los partidos por cuestiones económicas.

"Lo que queremos es un buen servicio para los aeropuertos de Galicia. Si la privatización no resuelve esas mejoras no estamos de acuerdo", ha abundado, tras constatar que vender Aena "por cuatro duros" le parece "mal".