Cuatro detenidos por violar a una lucense de 18 años en un descampado

19/11/2011  El Progreso (Lugo)

Cuatro jóvenes, de entre 18 y 26 años, fueron detenidos en la mañana de ayer acusados de un presunto delito de agresión sexual a otra chica, de 18, ocurrida a las afueras de Lugo durante la madrugada anterior, después de que los cinco estuvieran de fiesta por diversas zonas de la ciudad y en casa de otros amigos.

La joven lucense se presentó poco después de la una de la madrugada en la comisaría de Policía, donde explicó que había sido violada por cuatro chicos, todos ellos de nacionalidad rumana y residentes en la capital lucense, y manifestó su intención de presentar denuncia.

Según la víctima, conoció a los presuntos agresores por la tarde, en la calle, y se fue con ellos de fiesta. Al parecer, uno estaba de cumpleaños y, con ese pretexto, estuvieron en varios bares de la zona de A Milagrosa y después se desplazaron a un domicilio particular, donde residen amigos de los cuatro rumanos.

Al poco tiempo, según la declaración de la chica, volvieron a salir y los cinco se subieron al coche de uno de los muchachos en dirección a una zona de las afueras de Lugo, posiblemente cercana al cementerio de San Froilán. En ese lugar, siempre según el testimonio de la víctima, los cuatro la agredieron sexualmente.

La Policía tardó pocas horas en dar con la pista de los presuntos violadores. Por la mañana, dos de ellos eran detenidos y los otros dos se presentaron en comisaría cuando fueron advertidos por teléfono de que se les estaba buscando.

Los cuatro pasaron el día arrestados en la comisaría y la noche, en los calabozos, dado que estaba previsto que esta mañana fueran puestos a disposición judicial. No existe información oficial alguna al respecto, pero, según pudo saber este periódico, en sus primeras declaraciones los chicos negaron todas las acusaciones de la chica y ofrecieron una versión totalmente contraria en el relato de los hechos.

En las horas que transcurrieron entre la denuncia y la detención, la víctima fue sometida a un examen médico por parte de una forense para comprobar las lesiones que presentaba. El informe también será presentado en el juzgado -está de guardia el número 2- y podría resultar clave para el completo esclarecimiento del caso.

Hace cuatro años se produjo un suceso similar, que ya fue juzgado en la Audiencia Provincial de Lugo. En aquella ocasión, dos chicos africanos fueron detenidos por violar a una menor de edad -tenía 16 años- en un piso de la capital lucense. Aprovechando que la chica estaba bebida, uno de los acusados abusó de ella mientras los otros dos mantenían una actitud pasiva sin defender a la víctima.