Importantes destrozos en A Coruña días después del desalojo de unos 200 ocupas de la Casa das Atochas

 

Atacadas varias sucursales bancarias y mobiliario urbano

Destrozos en sedes bancarias y mucha suciedad en las calles de la zona centro fue el resultado de la última protesta por el desalojo de la Casa das Atochas en A Coruña. A la concentración pacífica celebrada en la tarde del sábado le siguieron por la noche incidentes violentos en Pontejos, Torreiro, San Andrés y calle Real.


Los mayores daños se registraron en el entorno del mercado de San Agustín. En la calle Marqués de Pontejos, los vándalos atacaron tres entidades bancarias contiguas. Los cajeros, las puertas y las cristaleras del Banco Santander, del Banco Pastor y dos sucursales de Novacaixagalicia. También quedó afectada una cabina telefónica ante el mercado.


Durante la tarde del sábado, unas 200 personas, simpatizantes del colectivo ocupa que fue desalojado la semana pasada de la Casa de las Atochas, quiso manifestarse en solidaridad con ellos. Al no tener licencia para movilizarse, solo para concentrarse y ante la intensa vigilancia policial que se concentró en la zona, no tuvieron opción de moverse de la explanada así que los manifestantes optaron por abandonar la plaza alrededor de las ocho. Después, todo hace indicar que algunos optaron por el ataque. También había derivado en actos vandálicos la manifestación convocada por este mismo colectivo en diciembre pasado contra el desalojo.