Cuatro jóvenes de origen latino, uno de ellos menor, fueron detenidos por la Policía Nacional como presuntos autores de tres delitos de robo con violencia e intimidación y de agredir brutalmente a otros chicos para quitarles el dinero. Los detenidos mayores de edad son dos jóvenes de origen colombiano y otro de origen peruano, todos ellos vecinos de Vigo. Por su parte, el menor es también natural de Colombia y está domiciliado en Narón. El cabecilla del grupo ya ingresó en prisión, el menor está en un centro en régimen cerrado y los otros dos en libertad con la obligación de presentarse diariamente en el juzgado.

El primero de los hechos que se les imputa ocurrió el pasado 7 de octubre, cuando el grupo entró en contacto con un joven que se encontraba en la discoteca Luna Llena y, tras ganarse su confianza, los chicos se abalanzaron 'con gran violencia' para robarle cuando se encontraban en el exterior del local. Días después, el 13 del mismo mes, otro joven recibió una 'brutal paliza' cuando se encontraba en los aseos de la discoteca Obsesión. La víctima, a la que sustrajeron 350 euros, tuvo que ser asistida en el servicio de urgencias hospitalarias.

Además, se les atribuye la agresión a un chico de 22 años de edad ocurrida el 28 de octubre. El joven iba a entrar en un portal cuando fue interceptado por un menor que le pidió un cigarrillo, momento que otros tres chicos aprovecharon para caer sobre él y robarle.

A raíz de estos hechos, el grupo operativo SAF inició una investigación mediante la que se constató la similitud de las descripciones de los sospechosos y la coincidencia del modus operandi de estos casos. Así, tras 'arduas' labores, fueron identificados los cuatro sospechosos. Las víctimas solían ser siempre de origen latino y actuaron la mayoría de las veces en zonas de ocio de la ciudad.

Estos fueron reconocidos por testigos como los autores materiales de los hechos y, tras una operación conjunta con la Comisaría de Ferrol-Narón, se pudo detener a estas personas. Los cuatro fueron interceptados en diferentes lugares y prácticamente de forma simultánea. Uno de los detenidos tiene cuatro antecedentes policiales y al menor le figuran dos, mientras que los otros dos jóvenes carecen de ellos.