a coruña / la voz 2/10/2011

Los comerciantes de la calle Real protestaron ayer por la presencia de vendedores ambulantes delante de sus negocios. Aseguran que si antes desplegaban sus mantas y ofrecían su mercancía entrada la tarde y durante las primeras horas de la noche, ahora exponen su producto a cualquier hora del día.

Incluso, dijeron los comerciantes, los manteros conocen los actos o eventos que se van a desarrollar en el centro, como ayer con la coincidencia de un crucero y un congreso, y aprovechan para acudir a la calle Real desde otras calles para vender su mercancía en horario comercial.

«Nosotros pagamos impuestos, no tenemos nada en contra de esas personas, pero nos perjudica», señaló Antonio López, que trabaja en uno de los establecimientos de la vía comercial. Ante este problema, que creen que daña también la imagen de la ciudad, solicitan actuaciones que permitan eliminar esta venta ilegal además de una mayor diligencia por parte de los dispositivos policiales.