U. FOCES - VIGO Dos jóvenes sudamericanos de 21 años, uno nacido en República Dominicana –aunque con nacionalidad española– y otro en Venezuela, ingresaron ayer en el centro penitenciario de A Lama tras prestar declaración en el juzgado de guardia de Vigo acusados de un robo con violencia e intimidación en un piso de la calle O Grove, según fuentes judiciales. Se les imputa el asalto a una vivienda, a cuya propietaria amenazaron con dos armas y a la que dejaron amordazada y maniatada tras hacerse con un botín de 4.200 euros, joyas y un ordenador portátil.
Los hechos se remontan al pasado 1 de abril. Los asaltantes, que habrían sometido a vigilancia previa a la pareja que residía en el piso y sabrían que recientemente habían cobrado una cantidad de dinero importante, aprovecharon que el varón salió de la casa para irrumpir en la vivienda.
Tras encañonar a la víctima, la obligaron a entregarles el dinero que había en el domicilio y que, al parecer, estaba repartido por distintos lugares. Una vez con el botín en su poder, los asaltantes llevaron a la joven al dormitorio principal, donde la dejaron amordazada y maniatada de pies y manos con unas bridas para que no alertara a la Policía.
La joven, de 24 años de edad, consiguió zafarse de sus ataduras y alertar a su novio. Posteriormente ambos presentaron la correspondiente denuncia en la comisaría.
Las investigaciones policiales iniciadas en el mes de abril para localizar a los asaltantes, dieron sus frutos a principios de esta semana. En el registro domiciliario de uno de los detenidos, los agentes recuperaron parte de los objetos robados en la vivienda asaltada en abril.
Los dos jóvenes sudamericanos carecen de antecedentes policiales, si bien se investigan "posibles conexiones con el ámbito delincuencial en los campos del tráfico de drogas y robos con violencia", según informó ayer la Policía Nacional mediante un comunicado.
Las detenciones de los dos jóvenes tuvieron lugar el martes y el miércoles pasados, y tras permanecer 48 horas en lso calabozos policiales, ayer fueron puestos a disposición judicial. Tras ser interrogados en presencia de la fiscal y de abogados defensores de oficio, la titular del Juzgado de Instrucción 2 de Vigo, en funciones de guardia, ordenó su ingreso en prisión provisional, sin posibilidad de fianza, y su traslado a la cárcel pontevedresa de A Lama.
En los pasillos de los juzgados vigueses, varios familiares de ambos detenidos no podían contener el llanto cuando se les comunicó si ingreso en prisión.
La operación continúa abierta ante la posibilidad de que ambos jóvenes hayan participado en el desarrollo de delitos cometidos por otras personas.