De novo, coma en Londres, Paris, El Ejido..etc,etc voltan os disturbios e os problemas derivados do multiculturalismo; a realidade sempre e mais tozuda que a ficción buenista que non teñen que padecer os que a idearon....

Tras unas horas de ’calma tensa’ los disturbios han vuelto al barrio palmesano de Son Gotleu, donde anoche unas 150 personas se vieron involucradas en una trifulca multitudinaria entre nigerianos y gitanos tras la muerte de un hombre identificado como Efosa Okosun, de 28 años, que se precipitó desde el quinto piso de una vivienda.

Los compatriotas africanos culpan de esta muerte al colectivo gitano aunque fuentes policiales han asegurado a ELMUNDO.es que "no se trata de un asesinato, la víctima se estaba deslizando de balcón a balcón cuando en un momento dado no pudo agarrarse a nada y cayó al vacío". De esta forma, la policía descarta la participación de terceras personas en este suceso y no entiende la reacción del colectivo nigeriano, ya que "nadie lo lanzó al vacío".

Así, la Policía ha blindado la zona y medio centenar de agentes antidisturbios se han afanado por mantener la calma ya que alrededor de 100 ciudadanos nigerianos entre amigos, vecinos y familiares del fallecido y furiosos tras la muerte de anoche, han vuelto a tomar la calle a mediodía pidiendo "justicia" y enfrentándose a los agentes. Mientras, por el barrio no se ha visto a los gitanos esta mañana y es la policía la que se ha enfrentado a los ciudadanos africanos.

La policía ha empleado todo tipo de material como pelotas de goma y porras hasta devolver la situación a la normalidad. Según han confirmado fuentes policiales, se han producido dos detenciones (ambos de raza negra), que sumadas a las tres de anoche hacen que ya haya habido 5 arrestos desde que estallaran los altercados. La Policía habla de "dos grupos claramente diferenciados" enfrentados en plena calle.

Vehículos y mobiliario urbano dañados

En un primer momento, los nigerianos se han concentrado en la calle Tomás Rullán y han empezado a montar escándalo y romper mobiliario urbano y vehículos, por lo que la Policía ha tenido que cargar contra ellos. Los vecinos se encuentran muy asustados y critican duramente a la comunidad nigeriana: "Se les ha dado un poder nunca visto, hacen lo que les da la gana y los únicos que nos defienden a los del barrio son los gitanos".

Fuentes policiales aseguran que la situación en estos momentos es muy tensa y que se están esforzando por mantener el orden sin que nadie resulte herido. En estos momentos en la calle principal del barrio se puede ver a gran número de agentes conteniendo las protestas de los ciudadanos nigerianos, que se han disuelto momentáneamente tras las cargas policiales.

A estas horas, amigos y conocidos de la víctima permanecen en la vía pública expresando su rechazo a la muerte del compatriota y pidiendo justicia contra el clan gitano.

Todo comenzó anoche, cuando a eso de las doce y media de la noche cuando por causas desconocidas, un hombre nigeriano cayó al vacío desde una vivienda y perdió la vida casi en el acto. Cuando la policía llegó al lugar, unas 15 personas de raza negra se congregaban alrededor del precipitado -todavía vivo- visiblemente nerviosas, según detallan fuentes de la Policía Local. Pero al llegar las asistencias sanitarias, el hombre falleció y el ambiente se fue calentando.

A raíz de ese instante, comenzaron a congregarse más personas en la calle y empezaron a romper cristales de los coches aparcados así como mobiliario urbano. La situación se prolongó hasta las cuatro de la madrugada, que se empezaron a calmar los ánimos, aunque ahora se han reavivado los incidentes.

----------------------------

Hai dous dias os nixerianos de Palma de novo eran noticia....

 

Cuatro detenidos por su relación con la estafa de una asociación de nigerianos

 
//
  
 

L.M. PALMA ­Los presuntos suministradores de facturas falsas a una asociación de nigerianos de Palma fueron detenidos por la Policía por su supuesta implicación con la trama. Un total de cuatro personas fueron arrestadas y otras dos imputadas por su supuesta connivencia con los cabecillas de la entidad, a los que se le atribuye haberse apropiado de 45.000 euros procedentes de subvenciones públicas.
Esta segunda fase completa la iniciada el pasado 8 de agosto. Agentes del Grupo I de la Unidad Contra Redes de Inmigración y Falsedad (UCRIF) de la Brigada de Extranjería detuvieron entonces a los líderes de una asociación nigeriana de Son Gotleu —el presidente, el tesorero y la esposa del vicepresidente— por quedarse, presuntamente, el dinero de las ayudas.


Los investigadores hallaron indicios de que otras asociaciones pudieran haber facilitado su labor extendiendo facturas falsas a dicha asociación. En concreto, entre los años 2009 y 2010.
Así, de una primera asociación fue detenido el presidente, que quedó en libertad con cargos. Al secretario se le imputa los delitos de falsedad documental y estafa.


En otra segunda entidad, también fueron detenidos el máximo responsable y su secretario. La Policía les acusa de los mismos delitos. Por último, el vicepresidente de una tercera asociación también fue detenido por su presunta relación con esta trama. La persona que ejercía de cargo de confianza durante esos días fue imputada.
De acuerdo con las declaraciones de todos ellos, al ser contrastada con la documentación intervenida, los investigadores concluyeron que las facturas emitidas en favor de la asociación nigeriana eran falsas. Su importe alcanzó 4.393 euros.


Uno de los detenidos servía de enlace con la asociación de nigerianos y el resto de entidades. La Policía no descarta que otras asociaciones pudieran estar relacionadas con la trama.