VIGO, 24 May. (EUROPA PRESS) -  

   La compañía Johnson Controls, uno de los principales proveedores internacionales de sistemas y electrónica para interiores de automóviles, ha anunciado este martes el cierre de su planta de Redondela, especializada en actividades de corte y confección y en la que trabajan 104 personas.

   En una nota de prensa, la empresa explica que, tras la compra -en noviembre del año pasado_ de Michel Thierry y su integración en Johnson Controls, ha realizado un "análisis y revisión integral" de sus operaciones en Redondela y, como resultado de ese estudio, plantea el cierre de la planta de la localidad pontevedresa debido a la "falta de competitividad, la falta de viabilidad económica y su sobrecapacidad".

   Así, afirma que "consolidará el negocio de Redondela" dentro de la actividad existente de corte y confección en otras plantas de Johnson Controls "mejor preparadas para responder a las necesidades actuales de sus clientes gracias a su experiencia en este área".

REUNIÓN CON EL COMITÉ

   En su nota de prensa, Johnson Controls manifiesta su intención de cerrar la planta "en las próximas semanas" y precisa que, durante el proceso, cumplirá con "todas sus obligaciones legales y se reunirá inmediatamente con el comité de empresa" con el objetivo de crear "conjuntamente un plan social" para los 104 afectados de la planta de Redondela.

   Finalmente, ha explicado que estos planes no afectan a otras plantas que tiene en España.