El primer ministro británico opina que la "tolerancia manirrota" ante prácticas de ciertas comunidades sólo han servido para fortalecer el extremismo.

 

Múnich. (EUROPA PRESS).- El primer ministro británico, David Cameron, ha afirmado este sábado que el multiculturalismo ha fracasado en Reino Unido e hizo un llamamiento en favor de un "liberalismo muscular" que desafíe al extremismo islamista.

"Francamente, necesitamos menos de la tolerancia pasiva de los últimos años y más de un liberalismo activo, muscular", ha afirmado Cameron durante su intervención en la Conferencia de Seguridad que se celebra en Múnich, Alemania. En ese sentido, dijo que la "tolerancia manirrota" ante prácticas inaceptables de las comunidades no blancas sólo ha servido para fortalecer el extremismo.

La "tolerancia pasiva" de la sociedad ha permitido a sus ciudadanos hacer lo que quieran mientras no quebranten las leyes, pero defendió que un país auténticamente liberal "cree en ciertos valores y los fomenta activamente", según las palabras recogidas por la agencia de noticias británica UKPA.

"La libertad de expresión, la libertad de credo. La democracia. El estado de drecho. La igualdad de derechos sin influencia de la raza, el género o la inclinación sexual. Les dicen a sus ciudadanos: esto es lo que nos define como sociedad. Pertenecer a ella es creer en estos valores", apostilló.

El tema central de su discurso ha sido el terrorismo, del que dijo que debe ser afrontado no sólo mediante los servicios secretos y la vigilancia, sino también atacando a la ideología del extremismo islamista.

Estas palabras han sido criticadas desde sectores musulmanes de la sociedad británica precisamente por su coincidencia en el tiempo con una manifestación en la ciudad de Luton de la Liga de Defensa Inglesa, un grupo de ultraderecha.