El gobierno socialista con el decreto de carbón pretende beneficiar a una comunidad autónoma, la del presidente del gobierno, perjudicando a otra: Galicia,donde el PSOE perdio las elecciones autonómicas.

 El carbón español es un sector fuertemente subvencionado y medioambientalmente negativo, pero el carbón español es un caladero de votos para el PSOE.

 En Galicia se cifran en mas de 2000 los empleos que se perderan si Zapatero sigue pensando solo en sus votos y no en los intereses generales.

 Los astilleros ferrolanos siguen sin ser autorizados a construir barcos por parte de la UE, como pago para que el gobierno español se librara de tener que devolver subvenciones a la UE que habia otorgado ilegalmente el gobierno español......