Facebook Twitter Google +1     Admin

Fundacion Kontinent Europa

20080605181540-ke.gif

Manifiesto de Estocolmo de la Fundación Internacional Kontinent Europa



Científicos y editores europeos se han congregado en la Fundación Kontinent-Europa para consolidar un impulso europeo que reconozca el derecho de los pueblos a su identidad, un derecho que por esta razón es también europeo. Con este manifiesto queremos traer a los pueblos europeos un mensaje de esperanza y, al mismo tiempo, hacer un llamamiento a una Europa de los Pueblos.

¿Qué es Europa?
Europa es un espacio de creación de pueblos, pueblos que tras milenios de convivencia cultural, espiritual y antropológica, de historia en común, han llegado a convertirse en una unidad orgánica. En este espacio viven en la actualidad 680 millones de personas en 46 estados. Todos los pueblos de Europa se encuentran ante los mismos problemas: Los principales dirigentes políticos del continente defienden intereses alógenos y cercenan el derecho existencial a la soberanía de cada uno de sus pueblos mediante un proceso de unificación internacional.

¿Quienes son los europeos?
Europa constituye una gran patria, cuyos habitantes poseen una herencia cultural común. Europa no es ningún bloque monolítico y vive a través de su polaridad y su polimorfismo: impulsos célticos, germánicos, helénicos, romanos y eslavos sellan el espacio cultural europeo.

¿Qué une a Europa?
Los europeos a pesar de hablar distintas lenguas conforman un tipo común. Arte, cultura, lengua, derecho y ciencia, y, finalmente, el pensamiento como fundamento de una forma común de comprensión de la humanidad y del Universo vinculan a los europeos y los separan de las culturas americana, árabe, asiática y africana.

Peligros externos e internos de Europa
Europa se encuentra en un grave peligro. En un periodo de una lucha entre los centros de poder por el dominio debe preservarse la comunidad europea o ésta perecerá. La identidad de Europa está amenazada por la inmigración masiva, avanzan por doquier la despersonalización étnica y la eliminación del conjunto de valores europeos. Estos valores europeos sólo podrían defenderse si los pueblos europeos reconquistasen su identidad y su independencia. Europa posee todavía un potencial demográfico, económico, militar e intelectual que le proporciona los medios para reconstruir de nuevo su independencia. Para poder trabajar sobre un plano europeo los pueblos del continente deben reconocer las amenazas comunes que se ciernen sobre ellos y definir sus intereses comunes. Presupuesto para esto es proporcionar de modo urgente una amplia información a los europeos y lograr la conexión de aquellas elites del continente que aspiran a la preservación de la pluralidad étnica europea y a la conservación de la herencia común de Europa.

Cometidos de la unidad europea
1 Seguridad económica y social

Debe nacer una nueva autoconciencia europea que supere finalmente las suicidas guerras civiles del pasado. Como consecuencia de esas guerras ha caído bajo el yugo de los enemigos de los pueblos que hoy se denominan «globalizadores». Éstos sirven exclusivamente al los intereses del capital especulativo y nómada, siendo absolutamente indiferentes hacia el bienestar del pueblo, hacia la consolidación de su estructura económica y hacia su sistema de seguridad socioeconómica.

2 Seguridad militar de Europa – seguridad análoga para todos los pueblos
La OTAN perdió ya en 1990 la justificación para existir. Desde entonces Europa se ha visto envuelta a causa de la OTAN en las guerras de agresión provocadas por los intereses de los EEUU. La potencia militar de los estados europeos se ha puesto al servicio de los EEUU. Como alternativa Europa precisa de manera imperiosa un moderno sistema de seguridad que haga realidad por fin la cooperación militar del continente europeo en su conjunto. De esto se deriva que todas las potencias alógenas sin excepción deben retirar sus tropas de Europa. Los estados europeos tienen el deber y el derecho de proteger por sí mismos a sus ciudadanos y sus intereses nacionales. No existe paz sin soberanía, ni soberanía sin poder ni finalmente: no existe ningún orden mundial ni social pacífico sin estados étnicos consolidados.

3 Política familiar y demográfica
La mayor riqueza de las familias son sus hijos, y la mayor riqueza del estado son las familias. El deber de todo estado es volver a hacer de la familia la célula orgánica del pueblo.


¿Qué hacer?
Queremos abrir los ojos de nuestros conciudadanos mientras extendemos este mensaje, a cuyo servicio estamos. Abogamos por un mundo multipolar compuesto por estados étnicamente homogéneos, un mundo basado en el polimorfismo espiritual e intelectual. Reivindicamos la Carta de París, firmada el 21 de noviembre de 1990 por los estados europeos pero que jamás ha sido llevada a la práctica. La Fundación Kontinent Europa aspira a una Europa formada por pueblos y estados iguales en derechos. En las futuras organizaciones europeas, y en función de esa igualdad de derechos, cada pueblo podrá estar representado por una voz, que dilucidará sobre cuestiones fundamentales y trascendentales para todos los pueblos. Por tanto, rechazamos una Europa-Unión Europea que tutele y unifique a los estados. Fundamental para este nuevo orden europeo es la verdadera enseñanza de las guerras del siglo XX: el poder jamás debe estar por encima del derecho. Precisamente es esto lo que está ocurriendo en el orden mundial levantado por los EEUU, y sin ninguna duda esto ocurrirá en la misma medida en el orden mundial que el fundamentalismo islámico pretende construir.

Queremos una Europa libre de la hegemonía estadounidense y libre de la explotación económica de las especulaciones de los «globalizadores». Y queremos una Europa que se defienda, por ejemplo, de la africanización y la islamización. Esta afirmación no está dirigida contra los pueblos y culturas de África o de los territorios árabes, si no que representa en última instancia una necesidad para la propia preservación europea. De igual manera que todo hombre tiene derecho a la propiedad, los pueblos soberanos poseen el derecho inalienable a su territorio y a la defensa de su identidad. La fundación Kontinent Europa forma parte de la vanguardia intelectual por la renovación europea. Pretende promover la vinculación de esta vanguardia y trabajar por la extensión de los valores fundamentales y las ideas de este manifiesto. Este manifiesto constituye el punto de partida de una larga marcha. Hacemos con él un llamamiento a los europeos para que se alcen, para que se yergan frente a los desafíos que amenazan a nuestro hogar europeo y para que se hagan fuertes en la conciencia de la necesidad de una colaboración europea y en la defensa de la paz interna y externa de Europa.

http://www.kontinent-europa-stiftelsen.org/
05/06/2008 17:57 Idega Enlace permanente. sin tema


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next