Facebook Twitter Google +1     Admin

Detidos 32 chineses por pirateria.

La Policía ha desarticulado una banda de ciudadanos chinos que sacaba al mercado casi 150.000 copias piratas de música y películas, algunas de las cuales todavía no se habían estrenado en los cines de España, una estafa que supera los 2 millones de euros.

De los 32 detenidos, 20 lo han sido en la Comunidad de Madrid y el resto en Córdoba, Ávila, Guadalajara, Segovia, Burgos, Soria, Aranda de Duero (Burgos), Irún (Guipúzcoa) y Écija (Sevilla).

En la operación "Talgo", la mayor contra la piratería audiovisual de los últimos años, han sido detenidos 32 ciudadanos chinos, de los que 22 carecían de papeles para residir en España, y trabajaban para la red en régimen de "semiesclavitud" como correos en la distribución de los discos piratas en el mercado del "top-manta".

La red contaba con cuatro centros de producción en las localidades madrileñas de Getafe, Leganés y Parla, y otros dos almacenes en Leganés y Alcalá de Henares, donde guardaban la mercancía, los CD y DVD vírgenes, fotocopiadoras industriales para elaborar las carátulas y algunas de las grabadoras.

En las "fábricas" de discos piratas, la Policía ha encontrado 40 torres grabadoras con 506 copiadoras que funcionaban las 24 horas del día y con las que podían elaborar hasta 150.000 copias piratas diarias.

De hecho, los agentes han intervenido más de 300.000 CD y DVD ya grabados, entre los que se encontraban películas recién estrenadas en las carteleras como "La boda de mi novia", o el último disco de Amaral.

La mayoría de las copias máster de las películas eran obtenidas por el método del "screening", esto es, grabando directamente el film por medio de una cámara de vídeo en una sala comercial.

El valor de los discos que la banda podía sacar diariamente al mercado supera los 600.000 euros.

De hecho, sólo en el mes de abril y mayo la red fabricó más de tres toneladas de CD y DVD piratas que eran distribuidos por diferentes provincias.

En los seis registros practicados, la Policía ha intervenido multitud de material, entre ellos 162.000 películas ya grabadas, 144.000 títulos musicales, medio millón de discos vírgenes, así como 15 fotocopiadoras industriales, escáneres, 6.400 euros en efectivo y cuatro vehículos.

En una rueda de prensa para dar cuenta de la operación, el ministro del Cultura, César Antonio Molina, se ha felicitado por este golpe a la piratería audiovisual, una lacra que pone en peligro una de las primeras industrias españolas y que genera un 5 por ciento de la riqueza nacional.

Acompañado por el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho y altos mandos policiales, Molina ha asegurado que la clave para acabar con el pirateo es un cambio en el comportamiento de consumidores.

"Hay que indicar a los ciudadanos que no deben comprar estos productos porque perjudican a la cultura", ha subrayado el titular de Cultura, quien ha lamentado que España siga a la cabeza junto con China en el negocio de la piratería.
04/06/2008 18:12 Idega Enlace permanente. sin tema


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next